VIGO

Ingeniería y Derecho-ADE copan los Premios a la Excelencia universitaria

Los 45 mejores expedientes de la ESO matriculados este curso en la Universidade de Vigo, recibieron ayer una distinción por su esfuerzo y por su talento

Un grupo de los 45 alumnos galardonados ayer con el Premio a la Excelencia en la Universidad.
Un grupo de los 45 alumnos galardonados ayer con el Premio a la Excelencia en la Universidad.
Ingeniería y Derecho-ADE copan los Premios a la Excelencia universitaria

 Las ingenierías junto al doble grado de Dirección de Empresas y Derecho fueron la opciones elegidas por cerca del 70% de las 45 alumnos de nuevo ingreso que ayer recibieron el Premio a la Excelencia Académica del curso 2015-2016 en un acto celebrado en la Universidad. Con esta distinción se premia el talento y esfuerzo que mostraron en toda su etapa de enseñanza secundaria, obteniendo los mejores expedientes. Recibieron además un iPad como regalo.


Procedentes mayoritariamente del área metropolitana de Vigo, el 51% de las alumnas y alumnos premiados (26 mujeres y 19 hombres) se decantaron por estudiar alguna ingeniería: 12 cursan alguna de las especialidades impartidas en la Escuela de Ingeniería Industrial; ocho, Ingeniería de Tecnologías de Telecomunicación; dos, Ingeniería de la Energía y, otro, Ingeniería Informática. Le sigue como las segunda opción, el programa de simultaneidad ADE-Derecho, opción por la que se decantó el 17% de los premiados, mientras que los 14 estudiantes restantes están matriculados en diferentes grados de los tres campus: Traducción e Interpretación (3), Biología (3), Enfermería (2), Fisioterapia, Bellas Artes, Derecho, Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Química y Administración y Dirección de Empresas. La viguesa Elena Arias es una de las alumnas que se decantó por estudiar ingeniería, en este caso de Organización Industrial. “Era algo que tenía muy claro y del que no me arrepiento”, admitía satisfecha ratos antes de entrar al acto, “no es una titulación fácil pero estoy muy contenta porque me gusta mucho, se me da bien y los resultados parece que me están acompañando”. Con respeto al secreto del éxito lo tiene claro, “no hay tal secreto, los resultados no caen suelos, hay que saber organizarse, dedicarle mucho tiempo, estudiar y volver a estudiar”, opinión que también compartieron Blanca Pérez, alumna de Ingeniería Industrial, y Carlos Valtierra, de ADE-Derecho, quien agradecieron un acto “con el que se nos reconoce nuestro estudio, pues el cierto es que estas cosas siempre motivan un montón”. 


Para la mayoría, su idea de futuro pasa por trabajar en el sector personal, con contadas excepciones como la de Raquel Hernández. Esta alumna del grado en Enfermería realiza su titulación “con la perspectiva de presentarme a la oposición y poder obtener una plaza fija en un hospital”. Un sueño que contrasta con el de Gabriel Fernández, quien mientras estudia el grado en Ingeniería de Tecnologías de la Telecomunicación ya cuenta con cruzar el charco tan enseguida como pueda, “en cuanto acabe la carrera me gustaría dedicarme a la investigación en alguna empresa tecnológica de los Estados Unidos”. A pesar de tener sueños tan diferentes, ambos coinciden en reconocer la importancia del premio, “un incentivo que nos sirve para enterarnos de que todo el trabajo hecho durante estos años valió la pena”, destaca Fernández. “Hay otros estudiantes que no están aquí y que merecen el premio tanto o más que nosotros”, apunta Aldara Martínez recordando al alumnado que, a pesar de su esfuerzo, no consiguió la nota necesaria para obtener esta distinción. Esta canguesa eligió orientar su formación al grado en Ingeniería Industrial como fruto de la indecisión, “no lo tenía muy claro, sabía que quería hacer una ingeniería pero no cual, así que me decidí por la más general de todas y, a partir de ahí, explorar nuevas vías en el futuro”, aunque ya muestra algunas preferencias, “dedicarse al campo de las energías renovables no estaría mal”, comenta la alumna.

El rector Salustiano Mato y la vicerrectora, Dolores González, ayer.

El rector Salustiano Mato y la vicerrectora, Dolores González, ayer.

c. valtierra y blanca pérez

Carlos Valtierra y Blanca Pérez son estudiantes de ADE- Derecho, aseguraron que el premio a su expediente “siempre motiva”.

Elena arias (en el centro)

Elena Arias, flanqueada por sus padres y sus profesores, se matriculó en Organización Industrial: “Lo tenía claro, no me arrepiento”.

20160310202503268

Raquel Hernández, de Enfermería, y Gabriel Fernández, de Ingeniería Tecnológica difieren en sus planes: opositar e investigar.

20160310203226881

Aldara Martínez, de Ingeniería Industrial, se acordó de los que no pudieron llegar a la excelencia: “Hay muchos que merecen estar aquí”.