CRIMEN EN SÁRDOMA

“El hijo es un hombre tranquilo, nunca dio muestras de violencia”

Villar, que encontró el cuerpo, ayer tras conocer la detención.
Villar, que encontró el cuerpo, ayer tras conocer la detención.
“El hijo es un hombre tranquilo, nunca dio muestras de violencia”

La noticia de la detención de Manuel, el hijo menor del octogenario asesinado, fue una sorpresa para los vecinos de la familia que mostraban su asombro por lo ocurrido. El hombre que encontró el cadáver de la víctima y que además es amigo del detenido, Manuel Villar,  aseguraba ayer que el arrestado “es una persona muy tranquila que nunca dio muestras de violencia”. Villar, todavía con el susto en el cuerpo después de haberse topado con el cadáver atado y envuelto en bolsas en plástico, sí reconoció que le extrañó que su amigo “no viniera a preguntarme nada sobre cómo encontramos a su padre ni siquiera a darme las gracias”, aunque se mostró comprensivo en un momento así. “Ha sido una tragedia”, decía. Este vecino comentaba que “si realmente fue él y lo hizo en un momento de rabia tenía que haber llamado a la ambulancia y a la Policía”. La última vez que habló con el detenido fue antes de que encontraran el cuerpo, “me contó que su padre no se cuidaba, que era un cabezota, no se cuidaba, que tenía unas heridas en las piernas y le habían recomendado cambiar de hábitos alimenticios y no hacía caso”, aseguró.
Por su parte, el sobrino del anterior, Álvaro, que acompañó a Manuel en la búsqueda y hallazgo del cadáver, también mostró su sorpresa por la detención del hijo. “Lo conozco como vecino y nunca dio problemas”, mientras que sobre la víctima, “que yo supiera nunca hizo ostentación de dinero, más bien lo contrario. Se comentaba si le habían tocado unos 20.000 euros a la lotería, pero ni idea”.
Álvaro recuerda que su tío y él recorrieron el camino por el que solía ir la víctima alertados de la desaparición por una vecina. “Temían que se hubiera caído”, afirmó. Al llegar al Camiño Pontilló, encontraron un bulto envuelto en bolsas de plástico “tapado con ramas”. También comentó que vieron a un chico y tras llamar a la Policía y volver, “todo estaba removido".n