VIGO

Hacer de las cuestas una oportunidad

Al elevador de Camelias se unirá el de Instituto Oceanográfico, casi terminado. Otros dos ascensores ya son visibles, en Pi i Margall y en la calle San Salvador con Pizarro. Pero Vigo Vertical no se queda ahí y habrá más

Las obras del ascensor que subirá de Torrecedeira a Pi i Margall ya son visibles.
Las obras del ascensor que subirá de Torrecedeira a Pi i Margall ya son visibles.
Hacer de las cuestas una oportunidad

El proyecto de Vigo Vertical del Concello, que permitirá salvar los fuertes desniveles que caracterizan a Vigo, va cogiendo forma y al ascensor de Camelias, que une esta calle con Pi i Margall, pronto se le sumarán otros elevadores, que están en obras en este momento.El más avanzado es el de la calle Instituto Oecanográfico, que une Marqués de Valterra con Torrecedeira y está a punto de abrir. Ya se pueden ver las obras de otros dos ascensores que avanzan a buen ritmo, el que unirá la calle Torrecedeira con Pi i Margall (la estructura principal llegará en la primera quincena de diciembre), que incluye la reforma del entorno urbano del Parque Cela y, por otro lado, el que unirá la calle San Salvador con Pizarro, en una zona que había escaleras y que se prevé esté listo en febrero.
Todos ellos suponen una inversión de 4,2 millones de euros, de los que casi 900.000 euros son para el ascensor de Marqués de Valterra, la remodelación del parque Cela y el ascensor suponen otros 2,8 millones y el elevador de San Salvador supera los 500.000 euros. Entre los objetivos del gobierno municipal está que se pueda conectar en ascensor el auditorio Mar de Vigo en Beiramar con la falda de O Castro.
El proyecto Vigo Vertical incluye también las escaleras que unen Porta do Sol con Abeleira menéndez en el Casco Vello y las rampas de Gran Vía, cuyas obras están a punto de iniciarse tras su adjudicación. Pero habrá más, porque el alcalde ya ha anunciado un segundo ascensor que unirá Marqués de Valterra con Torrecedeira a la altura de Juan Ramón Jiménez, al que se unirá el que conectará García Barbón con la nueva estación y centro Vialia de Thom Mayne, en proceso de redacción del proyecto.
Todo ello ha formado parte de la candidatura de Vigo a los Acces City Award, los precios anuales de accesibilidad que otorga la Unión Europea y en los que Vigo es la única ciudad española finalista, elegida entre 52 urbes que compitieron. Otras cinco urbes europeas compiten con Vigo: Breda (Holanda), Evreux (Francia), Gydnia (Polonia) y Kaspovar (Hungría).
El alcalde Abel Caballero viajará el 4 de diciembre a Bruselas para presenciar la final de los premios, en los que Vigo ya tiene ganado un accésit, pero que opta a hacerse con uno de los premios principales por uno de los proyectos más singulares: Vigo Vertical. n