VIGO

Guerra al tabaco en hospitales y en centros de salud de Vigo

Aplicarán medidas “persuasivas” y de “organización” para una práctica que está fuera de la ley

Con la nueva medida de Sanidad contra el tabaco, a los fumadores cada vez les quedan menos sitios.
Con la nueva medida de Sanidad contra el tabaco, a los fumadores cada vez les quedan menos sitios.
Guerra al tabaco en hospitales y en centros de salud de Vigo

La dirección del área sanitaria de Vigo considera una “vergüenza” que se fume hospitales y centros de salud y se propone tomar medidas para evitar esta situación. El gerente del área, Félix Rubial, anunció medidas “persuasivas” y “organizativas” para lograr que las instalaciones sanitarias sean espacios libres de humo como exige la ley, y espera contar para ello con la implicación de todo el equipo directivo, jefes de servicio y organizaciones sindicales. “No tenemos competencias sancionadoras, pero podemos persuadir”, apuntó.
Hace unos meses el gerente del área también había dado instrucciones al personal para que no  utilizase la ropa verde de quirófano fuera del bloque quirúrgico por motivos de “protección y seguridad” hacia los pacientes. La advertencia caló.

malos humos
No hay más que darse una vuelta por el exterior del Cunqueiro y del Meixoeiro para ver a trabajadores o usuarios fumando o para tropezarse con decenas de colillas en el suelo. En el interior, alguna escalera huele a tabaco. En los centros de salud ocurre algo parecido. Mientras que en la mayoría de las empresas se puede fumar en el exterior, la ley antitabaco de 2010 es tajante en el caso de los centros sanitarios, a los que acuden principalmente personas con problemas de salud, y prohíbe fumar tanto en el interior como “en los espacios al aire libre o cubiertos, comprendidos en sus recintos”. Incumplir la ley se considera una infracción leve, con multas que puede ir desde los 30 a los 600 euros. Desde la dirección del área señalan que son conscientes de que el 25% de la población española fuma y que esa proporción podría darse entre trabajadores y usuarios. Apelan a su responsabilidad para que eviten fumar en el recinto y también redoblarán esfuerzos para persuadir a los pacientes sobre las ventajas de abandonar el hábito tabáquico. Distintas sociedades médicas llevaban tiempo advirtiendo al Gobierno de la necesidad de restringir el consumo del tabaco hasta que se aprobó la famosa ley antitabaco. En fecha reciente, la Organización Médica Colegial pidió un nuevo endurecimiento de la ley con distintas medidas como encarecer el precio del tabaco o prohibir que se fume en coches con niños o embarazadas.
 En España mueren cada año unas 55.000 personas por esta causa y en Galicia cada día mueren diez personas por enfermedades directamente relacionadas con el consumo del tabaco. Pr otro lado, el tabaco puede provocar  cánceres, enfermedades cardiovasculares y respiratorias.