VIGO

Investigan como violencia machista un accidente en la autovía de O Morrazo que acabó en atropello

Un vigués fue arrollado por un coche tras arrojarse al parecer de forma voluntaria después de saltarse la mediana  en la autovía del Morrazo. Antes había chocado con otros vehículos presuntamente de forma intencionada.

Investigan como violencia machista un accidente en la autovía de O Morrazo que acabó en atropello

La Guardia Civil ha comenzado a investigar un extraño suceso ocurrido ayer en torno a las ocho de la tarde en la autovía del Morrazo que podría tener varias repercusiones. Lo que parecía un atropello en la carretera y la posterior colisión entre vehículos derivó en la comisión de un intento de suicidio por un "kamikaze" y más tarde en un posible caso delito de violencia de género. El hombre, de 41 años, A.M.R.G, es natural de Vigo e iba con su mujer. Anoche, los agentes de la Guardia Civil tomaban las primeras diligencias para esclarecer lo ocurrido a partir de los testimonios de las personas que transitaban por la vía entre Rande y Cangas, entre ellos el de su mujer. 


Según parece, un vehículo circulaba con una pareja a bordo en dirección hacia Cangas cuando el conductor, un hombre, comenzó a realizar bruscas aceleraciones como si fuera un "kamikaze", tratando de colisionar con los turismos que iban delante, según indicaron desde el 112. Finalmente consiguió impactar con otro coche pero no fue suficiente. Finalmente decidió abandonar el coche y cruzar la autovía de un lado a otro, como si quisiera ser atropellado, poco antes de la salida de la parroquia de Meira. Lo que finalmente ocurrió en dicho punto, pese a que durante un tiempo los conductores trataron de evitarlo. La mujer llamó a  Tráfico para tratar de evitarlo, pero no hubo tiempo.


El hombre acabó recibiendo un golpe que le llevó al hospital Povisa de Vigo en una ambulancia medicalizada en estado grave, con al menos una pierna rota. Además, a resultas de sus actos, otros coches, cuatro, acabaron golpeándose, con un balance provisional de tres heridos de distinta consideración. Uno de ellos era la mujer que le acompañaba, que fue trasladada al hospital vigués de Fátima en otra ambulancia, aunque sin peligro.
Los agentes de Tráfico que levantaron el atestado encontraron que el hombre había tratado de que el impacto cuando conducía afectara también a su mujer, que iba a bordo, por lo que el caso pasa a considerarse de violencia de género y como tal y ya se investigaba por los  la Guardia Civil, pese a que finalmente la esposa dio el aviso.