VIGO

La Guardia Civil inmovilizó una partida de más de 500 litros de aguardiente y un alambique indocumentado

Las incautaciones se realizaron en un bar de Vigo y en la bodega que lo suministraba, en la comarca de A Paradanta

Las incautaciones se realizaron en un bar de Vigo y en la bodega que lo suministraba, en la comarca de A Paradanta
Las incautaciones se realizaron en un bar de Vigo y en la bodega que lo suministraba, en la comarca de A Paradanta
La Guardia Civil inmovilizó una partida de más de 500 litros de aguardiente y un alambique indocumentado

La Guardia Civil se incautó de una partida de algo más de 500 litros de aguardiente que supuestamente se estaba comercializando de forma fraudulenta en una bodega de la comarca de A Paradanta, en la provincia de Pontevedra.
La actuación, llevada a cabo por la Patrulla Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil de Vigo en el marco de sus competencias específicas, tiene su origen en una inspección rutinaria que se realizó en un bar en Vigo, con la finalidad de comprobar el cumplimiento de la normativa sanitaria y fiscal de la mercancía que estaba dispuesta para la venta.
En el transcurso de la inspección la Patrulla Fiscal localizó 80 litros de aguardiente en el interior de seis garrafas que carecían de las preceptivas etiquetas y precintas fiscales. En el interior de la cocina los agentes se encontraron también con alimentos sin ningún tipo de etiquetado o rotulación que pudiese determinar su trazabilidad, según determina la legislación vigente.
A raíz de la irregularidades detectadas en este bar, una vez tomadas las correspondientes muestras, se procedió a la inmovilización tanto del aguardiente como de los alimentos y a continuación se realizó otra inspección en la bodega que supuestamente suministrada el aguardiente a este establecimiento.
En la inspeccion de esta bodega, que se encuentra ubicada en la comarca de A Paradanta (Pontevedra), la Guardia Civil  localizó y precintó una cuba con 500 litros de aguardiente con las mismas irregularidades de tipo fiscal y, en una bodega anexa, se intervino  un alambique indocumentado y dos garrafas con otros  30 litros de aguardiente.
Como consecuencia de las irregularidades detectadas se instruyeron dos actas-denuncia por sendas infracciones administrativas tipificadas en la Ley y el Reglamento de Impuestos Especiales. Tanto el aguardiente como el alambique quedó inmovilizado cautelarmente a disposición de la Agencia Estatal Tributaria que es la autoridad administrativa competente en la materia.