SARA BARAS BAILAORA, ACTÚA ESTE VIERNES EN EL AUDITORIO MAR DE VIGO

“La grandeza del flamenco es que va directo al corazón, no entiende de fronteras”

Sara Baras (San Fernando, 1971) llega este viernes al Auditorio Mar de Vigo con su último espectáculo “Sombras”.

Sara Baras presentará su show “Sombras” en Vigo.
Sara Baras presentará su show “Sombras” en Vigo.
“La grandeza del flamenco es que va directo al corazón, no entiende de fronteras”

Ofrecerá una única función, a las 21 horas, de un show muy especial para la bailaora, tal y como explicó para los lectores de Atlántico.

¿Por qué es tan especial “Sombras” en su trayectoria?
“Sombras” encierra 20 años de compañía, pero sin repetir coreografía. Es una lectura nueva del trabajo realizado durante este tiempo, hecho con mayor libertad. En esta revisión está la Farruca, la sombra que me ha marcado y que me permitió soñar. Interpreto diferentes palos del flamenco. Es una manera de mirar atrás y aprender con valentía.


¿Quienes son el resto de las sombras que le acompañan?
Sobre todo es la libertad de quedarse con lo que se quiere, con los que me han hecho feliz, los que me han enseñado a lo largo de los años y han marcado el camino. Este espectáculo es un trabajo serio y honesto. Con el tiempo crece el respeto a los maestros. Hace 20 años no era tan consciente de las cosas, aunque la ilusión sigue parecida. Son sombras positivas en todo su significado. No hay nada oscuro. Siempre me acompañan y me ayudan a crecer en este mundo tan mágico.


¿Qué tipo de flamenco hace Sara Baras?
Una mezcla de todo  con lo que he podido aprender desde que empecé. Tiene un sello personal, porque siempre hay que arriesgar para poder crecer. No se puede conformar uno con lo que funciona, aunque respeto a los que lo hagan así. Reúno influencias de mis maestros, pero respetando mi arte y mi libertad de mostrarme sin límites ni ataduras. También hay mucha técnica y mucho estudio. Es una fusión entre el trabajo y la libertad. Es un flamenco de hoy, hecho con el corazón para que tenga verdad.


¿Cómo recibe el público del norte este arte?
No es una cuestión de saber, yo no sé de pintura, pero me paro en los cuadros que me gustan. Lo esencial es que le guste, que se enamore, que respete el arte. Yo intento aportar, sin ensuciar nada, pero también mostrando todo lo que siento. A veces salen cosas que aunque no están bien hechas, son tan puras y tienen tanta verdad que llegan. Lo esencial es quererse.  El público gallego es muy calentito, respetuoso y cariñoso. La grandeza del flamenco es que va directo al corazón, porque no entiende de fronteras.


Siempre ha dicho que Galicia es muy especial para usted.
Tengo amigos y familiares. Cada vez que vamos, descubrimos alguna zona más. A mi hermana y a mí nos encanta Galicia. Mi padre fue militar y vivimos en Ferrol, además nuestro segundo apellido, Pereira, es gallego. Si nos acompaña esta vez mi padre, igual vamos a algún sitio y hacemos un viajecito.