VIGO

El gobierno local insiste en la conexión del AVE por Cerdedo

La corporación recuperó el debate sobre el acceso del Hospital Álvaro Cunqueiro

Una votación del pleno de ayer, que comenzó con referencias contra la violencia machista.
Una votación del pleno de ayer, que comenzó con referencias contra la violencia machista.
El gobierno local insiste en la conexión del AVE por Cerdedo

n n n El AVE, los accesos al hospital y la tramitación del Plan General fueron los temas estrella de un pleno ordinario en el Concello sin novedades en el orden del día. La omisión en el discurso de investidura de Alberto Núñez Feijóo, de la conexión de la Alta Velocidad Vigo-Ourense motivó la presentación de una moción por parte del Partido Socialista reivindicando este enlace y desaprobando el desliz del presidente. Para David Regades reclamó atención para una obra que “lleva más de cinco años parada”.
La portavoz del grupo popular, Elena Muñoz, aseguró que “no hay ninguna duda de que el AVE llegará por Cerdedo” y solicitó a que se cambiase el texto para “instar a la Xunta y el Gobierno central a que continúen con la conexión”, petición que fue rechazada. El PP se abstuvo. La misma postura tomó Marea, que en palabras de su portavoz, Rubén Pérez, mostró sus dudas sobre la posibilidad de asumir una inversión de 2.000 millones de euros en tan poco tiempo, “necesitaríamos al menos diez años”. Puntualizó que en Galicia no está entrando la Alta Velocidad, “sino el Alvia” y propuso la búsqueda de otras alternativas más rentables para conectar Galicia con Portugal y con Madrid.
La problemática de los accesos al hospital reaparecieron en la sesión plenaria con la misma moción que el PSOE presentó hace un año y con la que pedían que la Xunta corrigiese las deficiencias en infraestructuras viarias. Se aprobó con los votos socialistas y de Marea, mientras el PP se posicionó en contra. El debate recuperó la búsqueda de responsabilidades a las multas en las entradas. Mientras el PP la atribuía al alcalde, el PSOE señaló a la concesionaria y a sus gerentes como los denunciantes.

PGOM parado por información
Ya se cumplió un año de la anulación del Plan General y el Partido Popular reclamó la documentación elaborada hasta el momento. La concelleira de Urbanismo, María José Caride, informó de que “se aprobó un reglamento nuevo del que no sabíamos nada que delimita la ley del suelo y exige más información a los concellos”. Caride apuntó que están a la espera de saber qué demandan para enviar el borrador a los grupos políticos. Por su parte, desde Marea acusaron al PP y al PSOE “de usar el Plan como herramienta política”.

“La situación del Auditorio es la crónica de una muerte anunciada”

Por vía urgente, el Partido Popular presentó una moción por la que instaba al alcalde a paralizar los pagos a la empresa concesionario del Auditorio Mar de Vigo, en concurso de acreedores. “La situación del Auditorio es la crónica de una muerte anunciada”, aseguró Elena Muñoz, la portavoz del Partido Popular, quien pidió responsabilidades. Sin embargo, el gobierno local rechazó la propuesta. “No se entiende la urgencia porque el Auditorio funciona perfectamente”, apuntó el concejal Carlos López Font.

“La Xunta no escucha a la comunidad educativa”

La concejala de Educación, Olga Alonso defendió la moción por la que Vigo exige al Gobierno autonómico que incluya en los presupuestos de 2017 “al menos”, la misma partida que dedica el Concello a cubrir patios en los centros escolares. “La Xunta no escucha a la comunidad educativa”, aseguró la edil tras enumerar las carencias de los colegios. Marea la apoyó, “por entender la necesidad, pero contando que es su deber competicial”. El PP aseguró que la consellería invierte constantemente en los centros de Vigo.

“El patrimonio es un arma cargada de futuro, hay que mantenerlo”

Xose Lois Jácome, de Marea, presentó el único punto del día que se debatió y se aprobó con unanimidad. Solicitó la creación de una brigada para limpiar los yacimientos arqueológicos: “El patrimonio es un arma cargada de futuro, hay que mantenerlo”. Obtuvo el apoyo de todos los grupos tras aceptar una ampliación de la enmienda para que instar a la Xunta  que incluya este equipo  en sus presupuestos y lo delegue al Concello. En caso de inacción autonómica, actuaría la Diputación, según marca la ley.