FIESTAS EN VIGO Y SU ÁREA

La gastronomía y el buen humor reinaron en la comarca

Pulpo, mejillón lamprea seca y bajada en artefactos flotantes fueron algunas de las ofertas de la jornada

El pulpo á feira fue uno de los platos más requeridos.
El pulpo á feira fue uno de los platos más requeridos.
La gastronomía y el buen humor reinaron en la comarca

Gastronomía y diversión fueron la tónica general de la jornada de ayer en Vigo y su comarca en la que el otro gran protagonista fue el calor. 

El pulpo de Valladares
El Centro Vecinal de Valladares celebró en el monte dos Pozos la tradicional Festa do Polbo en la que este manjar era el rey indiscutible. El recinto contó con animación para los más pequeños y mucha música a cargo de los grupos de gaitas y un grupo folklórico portugués. 

Lamprea seca en Arbo

La fiesta contó con recetas apropiadas para degustar este manjar fuera de su época.
La lamprea seca recibió un merecido homenaje en la localidad de Arbo, que ayer vivió una de las citas gastronómicas con más  solera de la comarca. La cita gastronómica se celebró en la carballeira de Turbela, un recinto con sombra que invitaba a saborear este plato exquisito pese al calor reinante. La primera fiesta de la lamprea tuvo lugar en 1996 con el objetivo de dar continuidad a la promoción de esta delicia gastronómica, divulgando recetas que permiten disfrutar de este producto también fuera de temporada.

Mejillón en chapela

Los bivalvos fueron los grandes protagonistas.
También Chapela se sumó a la fiebre de fiestas gastronómicas que vivió ayer toda el área de Vigo. En esta ocasión estaba dedicada al mejillón preparado de las más diversas maneras  y a precios populares.   

flotar en el miñor

20170813195842850

Numeros público asistió a la fiesta acuática en Ramallosa.

20170813195845737

Mucha imaginación entre los participantes en la prueba de ingenio y buen humor.


Los "artefactos flotantes" volvieron a surcar un año más las aguas del Miñor en a Ramallosa. El Ayuntamiento de Nigrán asumió por segundo año la organización de esta concentración que se ha convertido ya en un referente del verano de Val Miñor. Mucha imaginación y buen humor fueron las notas dominantes.