VIGO

Galicia Moda y Pelegrín, de luto por la muerte de Luis Carballo

Falleció en Vigo, donde vivía retirado. Fue el publicista de referencia en Galicia en los años ochenta y noventa

Luis Carballo con Peliegrín. .
Luis Carballo con Peliegrín. .
Galicia Moda y Pelegrín, de luto por la muerte de Luis Carballo

Pelegrín y la moda gallega, dos iconos de los años ochenta y noventa, salieron del mismo equipo, el que dirigía el publicista Luis Carballo Taboada, (Xinzo de Lima, 1938) afincado durante la mitad de su vida en Vigo, donde ayer falleció a los 80 años. Llevaba mucho tiempo enfermo y apartado de toda actividad pública, sobre todo tras el fallecimiento de su mujer, ocurrido en 2013. La despedida será hoy desde las 12,30 en el tanatorio de Emorvisa.

Carballo, un hombre elegante en sus manera y vestir, era bien conocido en Vigo, donde tenía la sede central de Galicia Moda, en un chalé de Gran Vía presidido por un Pelegrín gigante, la imagen que sirvió para relanzar con enorme fuerza y diseño rompedor la promoción del Camino de Santiago, que a partir de entonces se disparó. El "pin" del Pelegrín se hizo enormemente popular y no sólo en Galicia. Antes, había sido el autor del célebre eslogan "La arruga es bella", que coronó a Adolfo Domínguez como diseñador fetiche de la movida y referente de la modernidad en los años ochenta. A continuación llegaría la marca Galicia Moda, que disparó el interés del textil gallego, con el broche de los desfiles Luada, también de enorme impacto en esos momentos y que catapultó en España e internacionalmente la marca Galicia. Durante un tiempo todo lo que tocó Luis Carballo fue signo de éxito. El salón Luada se celebró en ciudades como París, Barcelona, A Coruña, Santiago y Vigo.
Su biografía señala que había trabajado en el Banco Pastor y que  a finales de los sesenta montó la agencia de publicidad en compañía de su mujer, Julia Taboada, con la que puso en marcha campañas rompedoras para firmas gallegas como Pescanova, Mondariz o Coren. No obstante, su gran salto adelante fue con la moda, uniendo a los diseñadores gallegos de los 80 en un grupo coherente. Fueron los buenos momentos de Gene Cabaleiro, Florentino o María Moereira, entre otros, que pasaron en muy poco tiempo de tener un pequeño negocio local a ser protagonistas de pasarelas internacionales. No obstante, quizá su mayor éxito sea la imagen del Xacobeo, que se puso de largo en la Exposición Internacional de 1992 para promover en 1993 el Año Santo, que a partir de entonces ya no fue nunca lo mismo, al combinar modernidad con tradición. También fue, entre otras cosas, editor de la revista Galicia Moda, que fundía últimas novedades de la moda gallega con contenidos culturales, y el responsable de otras dos publicaciones, el magazine de tendencias "Ith" y de DOA, vinculada al sector de la gastronomía y de la alimentación, que también exploró. n