VIGO

Feijóo: "Invertir mucho en Vigo es un placer y un deber"

Presidió la comida de Navidad del PP vigués, con 520 personas, y continuos "recuerdos" al alcalde, sin nombrarlo

El salón lleno con 500 militantes.
El salón lleno con 500 militantes.
Feijóo: "Invertir mucho en Vigo es un placer y un deber"

Alberto Núñez Feijóo tomó la palabra, habló durante unos 15 minutos y se refirió en varias ocasiones al alcalde vigués pero sin nombrarlo ni por su nombre ni por el cargo, aunque no había duda sobre quien hablaba. Lo hizo al finalizar la comida del PP vigués, en esta ocasión multitudinaria con 520 personas ocupando las mesa del hotel Bahía. La principal, con el propio Feijóo -que es militante en Vigo, como recordó- contaba con la presencia de Ana Pastor y tres conselleiros. Y a su lado, dos exalcaldes, Corina Porro y Manuel Pérez y varios alcaldes, destacando Nidia Arévalo, de Mos, aplaudida.

El mensaje sobre Vigo de Núñez Feijóo fue largo y contundente, recordando una vez más que fue una decisión personal consciente y voluntaria fijar su residencia en la ciudad, donde también vive su madre y su hermana, y afiliarse al PP vigués. Insistió en que Vigo es una ciudad libre "que no pertenece a ninguna persona, sino a todos" y que para él como presidente gallego es un privilegio "un placer y un deber, tomar decisiones ea favor de Vigo e invertir más que nunca". Sobre "el ausente" dedicó no pocas frases cargadas. Por ejemplo dijo que "cuanto más me critique mejor me irá", señalando que a todos los que (Caballero) atacó les ha ido bien, como a Pedro Sánchez, porque él apoyó a  Susana Díaz, e incluso fue contra su sobrino y ahora es su jefe", ironizó.  Puso encima de la mesa cuatro iniciativas que la Alcaldía ha tratado de parar: el área, el transporte  metropolitano, la declaración ante la Unesco de Cíes-Parque y el Celta, "en todos los casos porque la Xunta lo ha propuesto", y recordó que había un acuerdo sobre el Celta "que se ha saltado también". "Está empeñado en todos los conflictos posibles y estar en el anecdotario, allá él", dijo Feijóo, quien insistió en que la política "no es un conjunto de descalificación sino de propuestas" y en que mantiene buena relación con todos los exalcaldes vigueses, Soto, Príncipe, Ventura, Pérez, Castrillo y Corina. De las luces nada dijo, pero sí aseguró que Vigo es el ayuntamiento con peor política social de Galicia y recordó que él se presentó "por la provincia de Vigo" (sic) y ganó siempre. "Si descalifica a quienes nos votan, lo hace con miles de vigueses", zanjó. n