LOS SERVICIOS MUNICIPALES ESPERAN UNA IMPORTANTE CAÍDA DE POBLACIÓN AL AÑADIR LA 'HUIDA' DE INMIGRANTES

La exigencia del Estado de 'recensar' a los comunitarios repercutirá en Vigo

Una directriz del Instituto Nacional de Estadística (INE) pende sobre el censo municipal y por extensión sobre la población total viguesa con fecha 1 de enero de 2013, que con casi total seguridad supondrá un descenso relevante del número total de habitantes.
El INE ha exigido a los ayuntamientos que a partir de ahora no sólo comprueben anualmente que los extranjeros no comunitarios continúan con su residencia sino que también confirmen la existencia de miles de ciudadanos comunitarios y comprueben que además de figurar en los respectivos padrones también residen en las ciudades.

En el caso de Vigo hay censados 6.120 ciudadanos de los otros 26 países de la UE, con mayoría de rumanos -más de 1.300- y de portugueses, que en el último estudio sumaban 2.846.

Para Vigo es un problema añadido y singular por la fuerte presencia de vecinos de más allá del Miño, de muchos de los cuales -confiesan en el ayuntamiento- 'no se sabe nada desde hace años, sin movimientos en sus registros ni peticiones documentales de ninguna clase'. A todos ellos tendrá que invocar el servicio municipal de estadística para conseguir que se vuelvan a censar. En caso contrario, el INE hará lo mismo que con los extracomunitarios de dudosa existencia: serían borrados de forma preventiva. Para Vigo podría suponer una pérdida muy importante.

Y no es la única amenaza. En el caso de los extracomunitarios, Vigo hizo hace cuatro años de forma adecuada sus deberes cuando el Estado exigió 'recontar' para evitar que los censos estuvieran hinchados artificialmente para conseguir mayores transferencias. Así, el Concello ha conseguido mantener en el último censo aprobado por el INE -1 de enero de 2012, validado el pasado mes de diciembre- la población en el entorno de los 300.000 residentes, con una ligera discrepancia entre los datos de la Administración local y los del Estado.

No obstante, fuentes municipales reconocen que a 1 de enero de 2013 se espera una fuerte caída del número de extranjeros -17.000 en el último estudio demográfico local y ya bajando respecto del anterior- al constatarse que por la crisis ha habido un desplazamiento de africanos y europeos del Este hacia otros puntos del país y el continente. Al mismo tiempo, se ha producido un acelerón visible de la operación regreso de latinoamericanos, sobre todo de uruguayos y argentinos. n

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >