VIGO

La Entidad Menor de Bembrive tendrá que pagar 14.608 euros a la SGAE

 El juzgado de lo Mercantil de Vigo ha condenado a la Entidad Menor de Bembrive a pagar 14.608 euros a la Sociedad General de Autores y Editores por los distintos conciertos incluidos en las fiestas de verano desde los años 2014 a 2016.

La Entidad Menor de Bembrive tendrá que pagar 14.608 euros a la SGAE


El fallo judicial estima la demanda de la SGAE pero exime a Bembrive de hacer frente a las costas judiciales al entender que no hubo mala fe en su actuación.
La Entidad Menor alegaba que el pago de autores por el repertorio incluido en dichos conciertos  correspondía al promotor de los eventos, como era habitual, en función de un contrato privado suscrito para las fiestas en el que se especificaba dicho compromiso. No obstante, el juzgado da por buena la versión que el propio promotor y la SGAE dieron durante la vista y que señalaba que el primer contrato fue anulado y aunque las distintas actuaciones sí tuvieron lugar posteriormente se hicieron otros contratos donde la entidad se hacía cargo del pago de derechos de autores. La comercial de la SGAE había asegurado durante la vista que “se nos dijo que era el promotor quien hacía frente al pago pero no es así ya que al hablar con ellos nos confirmaron que era la comisión de fiestas” y acusó a la entidad menor de haber ofrecido “información sesgada sobre los distintos presupuestos referentes a los años 2013 y 2014”.
La cantidad reclamada en demanda y que ha sido estimada íntegramente es considerada por la entidad perjudicada como excesiva.
Las reclamaciones de la Sociedad General de Autores siguen incrementándose y se extienden a todo tipo de empresas y entidades, así como establecimientos abiertos al público e incluso vehículos promocionales con megafonía por las calles.
La sentencia se dictó a finales de mes pasado y queda pendiente  la referente a la demanda contra la Coral Casablanca. Ambos juicios se celebraron el mismo día. 
En el caso de la coral, la SGAE reclama 7.382, 65 euros por derechos de autor de una docena de conciertos que la formación ofreció desde el año 2014 hasta 2017..
La coral reprocha a la Sociedad General de Autores que quiera cobrar  a una entidad sin ánimo de lucro ya que dicha formación no obtiene ningún beneficio económico por sus conciertos.n