EXPLOSIONADO POR TEDAX, ES DE LA GUERRA CIVIL

Encuentran un proyectil de la Guerra Civil en O Galiñeiro

El monte Galiñeiro, entre Vigo y Gondomar, escondía un proyectil de origen alemán muy empleado en la Segunda Guerra Mundial, hallado de forma casual. Los Tedax, de la Guardia Civil, acordonaron la zona y explosionaron el artefacto, que quedó destruido.

Los agentes procedieron a retirar y explosionar el proyectil encontrado en Morgadáns.
Los agentes procedieron a retirar y explosionar el proyectil encontrado en Morgadáns.
Encuentran un proyectil de la Guerra Civil en O Galiñeiro

Un grupo de ciclistas que se encontraban recorriendo la zona conocida como la trasera de la cantera, en el monte Galiñeiro, en la parte de Gondomar, encontraron un proyectil semienterrado que podría ser de la Guerra Civil. El misil fue detonado poco después por efectivos de los Tedax, que se trasladaron al lugar alertados por los agentes de la Benemérita que en un primer momento se desplazaron hasta el lugar del hallazgo. Este es el segundo artefacto explosivo que se encuentra en el municipio de Gondomar este verano, donde en el mes de julio apareció una granada de finales de los años 60 en una escombrera. Este tipo de armamento era   destinada a la instrucción y utilizada durante varias décadas  por las Fuerzas Armadas para llevar a cabo el adiestramiento de soldados en el Servicio Militar Obligatorio. 
El hallazgo de ayer domingo se produjo cuando el grupo de ciclistas "Os Bravos" (los mismos que sufrieron el accidente de 2016 en A Guarda) se detuvo en las inmediaciones del lugar donde se encontraba el proyectil. Uno de los integrantes del grupo se aproximó y vio algo medio enterrado, por lo que empezó a excavar, encontrando el artefacto. Alertaron a la Guardia Civil, que acotó el espacio y dio aviso para que se desplazaran hasta el lugar una unidad de los Técnicos Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos, que procedió a explosionar el misil, que quedó completamente destruido e inutilizado. 
Se trataba, según fuentes consultadas, de un proyectil de artillería del calibre 88 mm, de origen alemán, muy utilizado también durante la  Segunda Guerra Mundial por el ejército alemán.  La aparición de un artefacto de este tipo en pleno monte del Galiñeiro no es en opinión de las fuentes consultadas "algo habitual" pero tampoco "preocupante".  Pese a que en Galicia no hubo frente, sí pudo suceder que "alguna personas que combatió en la Guerra trajera uno de estos proyectiles", que con el tiempo terminó enterrado como medida de precaución para evitar posibles problemas".