Emotivo funeral en Porriño por las víctimas del accidente ferroviario

La eucaristía oficiada por el obispo
La eucaristía oficiada por el obispo
Emotivo funeral en Porriño por las víctimas del accidente ferroviario

 El obispo de la Diócesis Tui-Vigo, Luís Quinteiro Fiuza, presidió ayer el funeral por las víctimas del accidente ferroviario ocurrido el pasado 9 de septiembre en Porriño que se saldó con la muerte de cuatro personas, entre ellas el maquinista y el interventor del convoy siniestrado. 
En el accidente perdieron también la vida un turista americano y un joven vigués  Joaquín Rodríguez, "Koki" que contaba solo con 23 años y  estudiaba para ser maquinista. Era hijo del ex responsable de Transportes de UGT Galicia Cándido Rodríguez y ese día  iba en el convoy como pasajero.
El funeral se celebró a las 19,30 horas en la parroquia de Santa María de Porriño, localidad en la que se produjo el descarrilamiento, que pertenece a la diócesis Tui-Vigo. Una emotiva ceremonia en la que el obispo estuvo acompañado por los párrocos de las ocho parroquias del municipio. En representación del Concello de Porriño, acudieron la alcaldesa y concejales del PP y del PSOE mientras que la representación de la Xunta corrió a cargo del vicepresidente, Alfonso Rueda.
De los 49 heridos registrados en el fatídico accidente que conmocionó a la opinión pública, solo uno permanece ingresado actualmente en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo y evoluciona favorablemente.
 Numerosos vecinos y amigos de los familiares se dieron cita en la emotiva ceremonia religiosa oficiada ayer por  Quinteiro Fiuza en la parroquia de Santa María. Una  homenaje a las víctimas y en solidaridad con las cuatro familias que atraviesan duros momentos y tratan de sobreponerse. n