BALANCE DE DE MANDATO

Elena Muñoz concluye que han sido tres años perdidos

La presidenta y portavoz municipal del PP cree que "Caballero podría dar clases de populismo a Maduro" y asegura que no tiene proyecto para la ciudad

Teresa Egerique, Diego Gago, Elena Muñoz, Miguel Fidalgo y Elena González, en la sede del PP.
Teresa Egerique, Diego Gago, Elena Muñoz, Miguel Fidalgo y Elena González, en la sede del PP.
Elena Muñoz concluye que han sido tres años perdidos

La presidenta del PP de Vigo y portavoz municipal también hizo balance ayer de tres años de este mandado pero son conclusiones son muy diferentes. Considera que "el apoyo que los vigueses dieron a este gobierno se volvió una gran decepción" porque "nos prometieron velocidad de crucero pero vamos marcha atrás" y además "no encontramos nada de competencia municipal que sea importante para el futuro de Vigo", subrayó. El PP de Vigo cree que los últimos tres años de gobierno de Caballero "están perdidos para la ciudad y Elena Muñoz destacó cinco grandes malas noticias en este periodo: la caída del Plan General, la quiebra del Auditorio Mar de Vigo, la sequía que, a su juicio, reveló problemas de agua, los incendios de octubre "en los que vimos a un gobierno perdido" y "la muerte del Marco provocada por el propio gobierno".
Para los populares "se ha agrandado la brecha entre el centro y las parroquias" y lo único que ven "es propaganda" y "un intento de dictadura" con "un alcalde que se cree el dueño de la ciudad" en "un intento de dictadura".
Muñoz destacó que el gobierno ha dicho que "no" al 90% de las mociones que ha presentado el PP, "nos han dicho que no a todo porque sí", explicó.
La portavoz municipal de los populares concluye que para los ciudadanos todo ello conlleva "los peores servicios con los mayores impuestos de la historia" que incluso "están provocando la fuga de empresas por falta de Plan General, de suelo industrial e impuestos más altos".
Considera que "este gobierno no tiene proyecto de ciudad" e "improvisa día a día", además de achacarle "una política antisocial que ha convertido a Vigo en la capital gallega de la pobreza".
También subrayó que "se está dejando morir a la cultura" y "no hay una política de apoyo al deporte ni a la juventud".
Concluyó que "lo que quiere es aislar a Vigo y es lo contrario de lo que la ha hecho la ciudad más importante de Galicia".