VIGO

El “Eligio” vuelve a abrir

El bar preferido de Leo Caldas, el inspector de las novelas de Domingo Villar, abrirá pronto sus puertas. Han empezado las obras, un lavado de cara porque quieren que conserve la esencia del "Eligio" de siempre.

Las obras para el lavado de cara del "Eligio", en la Travesía de la Aurora, ya han empezado.
Las obras para el lavado de cara del "Eligio", en la Travesía de la Aurora, ya han empezado.
El “Eligio” vuelve a abrir

Leo Caldas está de enhorabuena porque en breve podrá volver al "Eligio" y comprobar si siguen sirviendo los "chipirones Leo Caldas". Un empresario de hostelería de la ciudad ha conseguido hacerse con la gestión del local (de la familia fundadora) y tras un lavado de cara volverá a abrir la famosa taberna de la Travesía de la Aurora en aproximadamente un mes.
Será solo un lavado de cara porque la nueva dirección quiere que conserve toda la esencia del "Eligio" de siempre que se ha quedado en la memoria de los vigueses, esa taberna impregnada de cultura, vino de Leiro y comida tradicional.
Eligio González abrió la taberna en 1920 en la Travesía de la Aurora, una callejuela detrás de Príncipe, muy próxima a la Porta do Sol y en los 60, 70 y 80 adquirió toda su fama. Al fallecer el fundador, en 1985 se hizo cargo del negocio su yerno, Carlos Álvarez, que era un gran conversador según cuentan los que lo conocieron, Carlos  se jubiló y cerró el bar en 2015 y falleció en 2017. Desde entonces había permanecido cerrado.
El "Eligio" era una tasca con aires de cultura, porque la frecuentaban todos los grandes artistas de la ciudad, pero también los periodistas de "El Pueblo Gallego", que tenían su redacción justo al lado en el mismo solar que hoy ocupa el Colegio de Arquitectos, y profesionales de muy distintos campos.
Por su pequeña barra y sus mesas muchos aseguran que pasó Valle-Inclán, aunque nadie puede asegurarlo, pero los que sí se pueden confirmar van desde Cunqueiro a Laxeiro pasando por Maside, Castroviejo, Lodeiro, Barreiro o Blanco Amor y miles de vigueses que probaron algunos de los platos más tradicionales de la cocina gallega en este bar.
Pues las obras están en marcha y la nueva dirección confía que en pocas semanas puedan volver a abrir las puertas del "Eligio", un emblema de la ciudad. n