VIGO

El diseño para la estación de Ourense complica el AVE a Vigo

El PSOE considera que Fomento planea "low cost", sin enlaces de alta velocidad

Plano de la nueva playa de vías del Empalme, con las vias para el AVE (las superiores) cortas en un muro.
Plano de la nueva playa de vías del Empalme, con las vias para el AVE (las superiores) cortas en un muro.
El diseño para la estación de Ourense complica el AVE a Vigo

 El portavoz del PSOE, Francisco Fraga, calificó de "burla del PP contra Galicia" el plan por el que el Ministerio de Fomento hará llegar las vías del AVE únicamente hasta la estación de Ourense Empalme en 2019, privando al resto de las ciudades gallegas del servicio de alta velocidad en trenes que circulen sobre vías de ancho estándar.
Según Fraga, los planos de la remodelación de la playa de vías de la estación ourensana para su adaptación a la llegada del AVE confirman que el tren terminaría en ese punto como alta velocidad y para seguir a Vigo tendría que haber una conexión. En dichos planos se comprueba que las dos vías de ancho estándar -de 1.435 milímetros, que es el utilizado por las líneas de alta velocidad en España- terminan en sendas toperas, sin solución de continuidad, al menos en esta primera fase, al resto de las ciudades gallegas.
Para el PSOE, se trata de un nuevo recorte sobre el proyecto inicial, pues privará al resto de las ciudades gallegas de la llegada de los trenes de alta velocidad en 2019, y tendrán que conformarse con un transbordo en Ourense o con la circulación de trenes como los actuales Alvia 730.
Según la información disponible, aunque los trenes de alta velocidad a ancho estándar solamente podrán llegar hasta la estación de Ourense Empalme, a través de la vía de tres carriles desde Taboadela, sí que podrán seguir los trenes AVE de rodadura desplazable, que forman parte del macro contrato que Renfe Operadora firmó con Patentes Talgo y cuya entrada en servicio está prevista para que puedan circular a finales de 2019. 
Estos trenes rodarían a ancho ibérico tras pasar por el cambiador de ancho de Taboadela, cuya licitación está prevista para este último cuatrimestre de 2017, y al llegar a la estación de Ourense en ancho convencional, podrían seguir por el trazado del AVE Ourense-Santiago, con velocidades de hasta 300 kilómetros por hora, y de Santiago-A Coruña, de hasta 250 kilómetros por hora por la línea existente.

alternativa a vigo
El mismo tren, que además de ser de ancho variable es bitensión, podría llegar a Vigo y Pontevedra por la línea del Miño, que está electrificada a 3.000 voltios de corriente continua, aunque a velocidad convencional, salvo que utilizasen la misma línea a Santiago y el corredor del Eje Atlántico desde el bypass de Conxo, las dos únicas opciones posibles en tanto no se construya la variante de Cerdedo u otra alternativa. Cerdedo contempla una vía de alta velocidad convencional, pero la variante está muy lejos de su construcción: se encuentra todavía en fase de evaluación ambiental del tramo de 52 kilómetros.
La falta de electrificación de las vías a Lugo y Ferrol obligarán a los viajeros que lleguen o salgan de dichas ciudades al uso de trenes lanzaderas desde la estación de Ourense, o de Ferrol, después de transbordar de los AVE que lleguen a dichas estaciones, salvo que Renfe Operadora prevea la continuación de los servicios desde Madrid con Alvia a dichos destinos. n