VIGO

El detenido en A Cañiza se cambió de ropa tras la agresión

El hombre herido en la cabeza se encuentra en muerte cerebral. El investigado pasa hoy a disposición judicial

El detenido en A Cañiza es vecino de Vigo y tiene una segunda residencia en A Cañiza.
El detenido en A Cañiza es vecino de Vigo y tiene una segunda residencia en A Cañiza.
El detenido en A Cañiza se cambió de ropa tras la agresión

 El hombre que fue agredido el pasado sábado en la parroquia de As Achas, en A Cañiza, con una desbrozadora se encuentra en estado de muerte cerebral, mientras que su hija, que también fue atacada con el mismo aparato por un vecino de 51 años, presenta una evolución favorable. Por su parte, el presunto autor de la brutal agresión, José Luis V.A., de 51 años y vecino de Vigo, pasará a lo largo de la mañana de hoy a disposición judicial después de que la Guardia Civil le tomara declaración en las dependencias del cuartel de A Cañiza. Junto al investigado también pasará la desbrozadora intervenida por los agentes y con la que atacó a su vecino y a su hija. El detenido fue localizado después de la agresión por la Guardia Civil en su vivienda, cercana a la de las víctimas, con una ropa diferente a la que llevaba cuando atacó a Carlos Álvarez Estévez y a su hija Yessica, que se interpuso en un primer momento para evitar que golpeara a su padre. 
El herido se encuentra en la UVI del Alvaro Cunqueiro en estado gravísimo. El alcalde de A Cañiza, Miguel Domínguez, señaló en este sentido que se encuentra "en muerte cerebral", precisando también que la hija presenta una evolución favorable después de someterse a una operación en la que se le reconstruyeron cara y manos. Tanto el padre como la hija se encuentran en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, a donde fueron trasladados con heridas muy graves y graves, respectivamente.
El suceso que conmocionó a toda la parroquia de Achas se produjo en torno a las 11,30 horas, cuando el detenido y una de las víctimas iniciaron una discusión por una disputa sobre unas propiedades. Las diferencias entre ambos vecinos ya venían de antes, habiendo mantenido otros enfrentamientos  como consecuencia de unos lindes, un camino y unos caballos. La situación había derivado ya en varias denuncias y todos en la parroquia temían que estos problemas "terminasen mal".
Los heridos son muy conocidos en A Cañiza, donde la familia regenta un puesto de pescado en el mercado municipal. En el momento de producirse el ataque se disponían a celebrar una fiesta para conmemorar la graduación de la hija, que había terminado la licenciatura de Derecho.