GOLPE A ‘LOS BETAS’

Desmantelada una violenta banda latina que cometió unos cien delitos

Herida grave una de sus miembros, de 20 años, al tratar de escapar por un balcón en la Florida y caer desde un quinto piso sobre un coche de la Guardia Civil cuando iba a ser detenida.  Seis detenidos y tres investigados de la banda "Los Betas" por asaltos, robos y lesiones en Vigo, Cangas y Baiona. Son de origen dominicano y entre ellos hay menores fugados de centros: actuaban en grupo provocando peleas y agresiones

Momento en el que se realiza la entrada y registro en una vivienda deshabitada de la calle Troncoso, en el entorno de Fátima.
Momento en el que se realiza la entrada y registro en una vivienda deshabitada de la calle Troncoso, en el entorno de Fátima.
Desmantelada una violenta banda latina que cometió unos cien delitos

Una macrooperación llevada a cabo ayer por la Guardia Civil en Vigo logró desmantelar una violenta banda juvenil de origen latino que  se había asentado en la ciudad pero actuaba desde hace un año también en Baiona y Cangas y a la que se le atribuye cerca de un centenar de delitos. Bajo el nombre de “Los Betas”, sus integrantes, la mayoría de origen dominicano, habían adquirido los roles de los temidos grupos criminales sudamericanos llevando a cabo presuntamente asaltos en plena calle, tirones, robos de móviles, acosos, lesiones y amenazas entre otros delitos.


Durante la jornada de ayer fueron detenidos seis jóvenes, de entre 15 y 25 años, y otros tres quedaron investigados, si bien el número de supuestos pandilleros sobre los que hay sospechas alcanzaría la quincena. Entre ellos, se encuentran menores de edad huidos de centros tutelados, informaron fuentes judiciales.


Cerca de medio centenar de efectivos de la Guardia Civil, en colaboración con el Grupo de Reserva  y Seguridad (GRS), la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (Usecic) realizaron las detenciones en la ciudad así como cinco registros de forma simultánea, cuatro en domicilios y uno en un local comercial. Los agentes se desplegaron en la calle Florida y Troncoso entre otras zonas de la ciudad, coordinados por el juzgado de Instrucción número 4 de Vigo.
La investigación se inició hace un año en el puesto principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán, en colaboración con el Grupo de Información de la comandancia a raíz de tener constancia de la actuación delictiva en la zona de jóvenes de origen latino en grupo.


Para los investigadores, los miembros de la banda imitan y cumplen muchas características de la idiosincrasia de una banda latina o juvenil de carácter violento.


Dos de los detenidos en la mañana de ayer quedaron en libertad en dependencias de la Guardia Civil y otros cuatro pasarán hoy a disposición judicial. Los agentes registraron las viviendas, incluso con perros especializados en detección de droga o dinero, y se llevaron diversos objetos, relacionados con su actividad delictiva.


Los tatuajes, la vestimenta y los gestos  que comparten los miembros de la banda han sido clave para su identificación y seguimiento a lo largo de todo el año.


El grupo ha sido desarticulado  en su fase inicial de implantación que ya generó inseguridad durante el año en el que ha estado presuntamente actuando de forma violenta tanto en Vigo como en el resto de municipios.