VIGO

Cruz Roja abre un centro para 20 refugiados en su nueva sede

La organización se trasladará la semana próxima a Teófilo Llorente, tras invertir 1,4 millones de euros en la rehabilitación del edificio que fue durante años un hospital

El centro de refugiados cuenta con ocho habitaciones para albergar a las familias.Los políticos en el acto de ayer.
El centro de refugiados cuenta con ocho habitaciones para albergar a las familias.Los políticos en el acto de ayer.
Cruz Roja abre un centro para 20 refugiados en su nueva sede

nnn La Cruz Roja abrió un centro de acogida para refugiados con 20 plazas en su nueva sede de la calle Teófilo Llorente, que se viene a sumar a los dos pisos que ya tenía en la ciudad desde mediados 2016 para estos fines y que recibirá a las familias que proponga el Estado.
Esta fue una de las grandes novedades de la nueva sede de la organización, que abre al público la próxima semana y que surge de la rehabilitación de su antiguo hospital cerrado en 2010. La organización celebró ayer una inauguración oficial del nuevo centro arropada por numerosas autoridades, políticos, empresarios y representantes de colectivos sociales y, por la tarde, una jornada de puertas abiertas para presentarse en sociedad. 
Cruz Roja atendió a 15.363 personas el año pasado en la comarca de Vigo, donde cuenta con 7.555 socios y 2.487 voluntarios. Su actividad experimentó un despegue  en 2005 y el local de la calle Ecuador se les quedaba pequeño para albergar todos los programas que  lleva a cabo dirigidos a personas mayores, juventud, empleo, infancia, extrema vulnerabilidad, mujer en dificultad social, inmigrantes, socorros y emergencias, cursos de formación, cooperación internacional, entre otros. Ahora pasan a un centro de 2.270 metros cuadrados en cinco plantas.
La presidenta provincial de Cruz Roja, Teresa Alvarez Quicler, destacó los 120 años de historia de Cruz Roja en Vigo y cómo se adaptó a las nuevas necesidades sociales, agradeció el apoyo de Xunta, Concello y Diputación y dijo que seguirán trabajando con integridad, austeridad y transparencia. El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, agradeció el trabajo de Cruz Roja que “llega a sitios donde nunca podemos llegar nosotros” y garantizó el apoyo de la Xunta.
El presidente nacional de Cruz Roja Española, Javier Senent García, reconoció que Vigo había multiplicado sus actividades y que necesitaba una sede digna para sus usuarios, y reconoció la labor de trabajadores, socios y voluntarios. El alcalde de Vigo, Abel Caballero,  dijo que la nueva sede es un hito para Vigo, que Cruz Roja representa lo mejor de la sociedad y, como dijo Rueda en su discurso, también se mostró dispuesto a la acogida de refugiados. n