CORPUS

Un Corpus con todas las bendiciones

El obispo de Tui-Vigo presidió las celebraciones en Vigo del día dedicado al misterio de la Eucaristía, que incluyó la tradicional procesión por el Casco Vello acompañada por los miembros del Cabildo catedralicio y sacerdotes

La procesión sobre las alfombras, a su llegada a la plaza.
La procesión sobre las alfombras, a su llegada a la plaza.
Un Corpus con todas las bendiciones

nnn Los fieles vigueses cumplieron ayer con la tradición de celebrar la festividad del Corpus Christi, la de mayor importancia y significación para los cristianos ya que en ella se recuerda el misterio de la consagración del Cuerpo y la Sangre de Cristo.
El obispo de la diócesis de Tui-Vigo, monseñor Luis Quinteiro Fiúza, presidió los actos, que comenzaron hacia las ocho de la tarde con una misa en la Concatedral (Colegiata de Santa María). Tras este oficio, partía la procesión, en la que participaron miembros del Cabildo catedralicio y sacerdotes de todo el municipio, que habían sido invitados expresamente por el Obispado. La marcha recorrió todo el Casco Vello, de Gamboa hasta la Praza de Compostela. Allí, el obispo, como es costumbre, impartió la bendición “sobre el mar, sobre sus gentes, sus tareas y sus afanes”.

alfombras en bembrive
Si bien el Obispado, en una nota de prensa, destacaba que, dado la importancia de esta fecha, su celebración “debe ser una y única en cada pueblo o ciudad”, la parroquia de Bembrive mantuvo la tradición y celebró su propio Corpus por la mañana. Los vecinos realizaron varios metros de espectaculares alfombras de flores, en las que invirtieron toda la noche anterior. n