VIGO

El Concello proyecta crear una nueva plaza en Sombrereiros

El alcalde ha ordenado un estudio de esa opción eliminando un inmueble en ruinas

Inmueble en ruinas en la intersección de Méndez Núñez y Sombrereiros.
Inmueble en ruinas en la intersección de Méndez Núñez y Sombrereiros.
El Concello proyecta crear una nueva plaza en Sombrereiros

 El Concello estudia crear una nueva plaza en el Casco Vello que dé continuidad al emblemático anillo de zonas de encuentro en torno a Constitución. Así lo ha anunciado el alcalde de Vigo, Abel Caballero, esta semana en un programa de televisión, “Vigo de cerca”, en el que respondía a preguntas de la ciudadanía.
El regidor ha visto en varias oportunidades, y más cuando acudió a inaugurar la anterior localización de la UNED en la calle San Vicente, que el acceso al barrio antiguo desde Porta do Sol o Elduayen ofrece algunas vistas nada decorosas. El número 1 de San Vicente, en ruinas, se da de bruces con otro inmueble abandonado que hace esquina con Sombreiros y San Vicente, creando una pésima imagen de la zona.
Caballero avanzó que su idea es crear allí una nueva plaza, que cerraría el círculo formado por las plazas de Constitución, Princesa, A Pedra e Iglesia y la pequeña plazoleta de Joaquín Yáñez o la plazuela del teniente Almeida, aunque esta última está enfocada más como paso entre calles que como lugar de encuentro.
Una parcela en venta (gestionada por Gistmark, que indica en su cartel tener licencia) está flanqueada por Sombrereiros y San Vicente, por lo que su lamentable estado puede verse desde Constitución. La otra también es visible desde Constitución, pero especialmente desde Misericordia, y en ella no figura cartel alguno. 
Siguiendo el mandato de Alcaldía, el Concello estudia la posibilidad de una intervención municipal, y el propio Caballero no descartó que por la vía de la expropiación si ese supuesto fuese necesario. En su explicación, el jefe del gobierno vigués no precisó plazos, pero mostró su interés por que esta idea vaya adelante. La reforma del casco antiguo sigue su curso y las rehabilitaciones han llevado más población al barrio marinero estos años, aunque todavía quedan inmuebles por rehabilitar.