VIGO

El Concello cooperará con Provivienda en la acogida de migrantes

 El alcalde Abel Caballero reiteró ayer el compromiso del Concello de cooperar con los migrantes que llegaron a España en el buque "Aquarius" de los que 8 están en Vigo atendidos por la Asociación Provivenda.

Abel Caballero con las responsables de Provivienda, que abrieron un espacio para colaborar.
Abel Caballero con las responsables de Provivienda, que abrieron un espacio para colaborar.
El Concello cooperará con Provivienda en la acogida de migrantes

Aquí llevan dos semanas y según las responsables de la asociación están pasando las fases habituales para su integración. 
Tras mantener un encuentro con las responsables de esta entidad, Caballero avanzó ayer su voluntad de firmar un convenio desde la FEMP.
El alcalde calificó de "gran labor" el trabajo que desarrolla la Asociación Provivenda y explicó que  una vez que el Gobierno de España determine el estatus de estas personas, el Concello cooperaría con esta ONG en el desarrollo de la vida de estas personas "en una ciudad acogedora como Vigo". En este contexto, emplazó a las responsables de esta entidad a firmar un convenio de colaboración desde la FEMP dado que tienen gran experiencia en este tipo de acciones.
Las responsables de Provivienda explicaron que los procesos de llegada son similares y pasan por las fases de acoger, de generar espacios de confianza, de trabajar el idioma y el acompañamiento y apoyo, "que es el proceso con cualquier familia y cualquier persona que llega", explicaron. "Lo que hemos hecho con las personas del "Aquarius" ha sido como con cualquier otra acogida", precisaron.
La Asociación Provivivenda trabaja como una pieza más del sistema para la integración y garantizar el acceso a la vivienda a colectivos que son vulnerables. "Nosotros trabajamos en protección internacional y también con personas sin hogar o con colectivos vulnerables", precisaron.
La asociación empezó a trabajar en los noventa con la vivienda como su eje fundamental de acción con migrantes, con jóvenes, en situaciones de infravivienda y también en dispositivos de atención a desahucios y con administraciones locales buscando alianzas para la garantía del acceso a la vivienda.
A Vigo la asociación llegó hace algo más de un año, en febrero de 2017, en alianza con Emaus Social y tiene 40 plazas en ocho dispositivos de acogida en protección internacional. "En el proyecto de colectivos es difícil contabilizar el número de personas", explicaron.
Actúan en situaciones de desahucio pero también ante las dificultades de algunas familias para acceder a la vivienda. "No hay un perfil único porque atendemos desde derivaciones de servicios sociales a personas que tienen una nómina baja y necesitan un aval. Cualquiera de nosotros somos susceptibles de tener esa situación", concluyen.