VISITA DEL REY A VIGO Y PORRIÑO

Círculo encargó una mesa a medida para la ocasión

Semanas de trabajo para una comida que se sirvió en 35 minutos. Los vecinos vivieron un gran dispositivo de seguridad

El Rey Felipe VI acompañado de Juan Güell con los expresidentes del Círculo: Alvariño, Borrás, Garrido, Otero y López Soto.
El Rey Felipe VI acompañado de Juan Güell con los expresidentes del Círculo: Alvariño, Borrás, Garrido, Otero y López Soto.
Círculo encargó una mesa a medida para la ocasión

n n n En el Círculo de Empresarios llevaban semanas trabajando para que el acto de ayer, el central de su 25 aniversario, saliera a la perfección, pero especialmente intenso fue el trabajo durante todo el fin de semana para dar los últimos retoques para recibir al Rey.
Así, el salón principal mostraba una imagen renovada, recién pintado en gris claro y estrenando atril con la nueva imagen del Círculo. Además, para la mesa principal hubo que encargar una especial para que pudieran entrar las 14 personalidades que se sentaron en ella. Como en todo acontecimiento cuando alguien recibe a un invitado en casa, en el Círculo se sacaron ayer las mejores mantelerías y la vajilla de las ocasiones.
En total fueron 188 comensales en un almuerzo que sirvieron una veintena de camareros, algunos contratados para la ocasión, en apenas 35 minutos.
Los invitados tuvieron que pasar un arco de seguridad ante la atenta mirada de un equipo de profesionales. Mientras, los representantes de los medios de comunicación esperaban fuera para luego pasar a una sala desde donde los periodistas siguieron las intervenciones a través de una pantalla.

menú para la ocasión
El menú comenzó con vieira con crema de coco, emulsión de kimchi y crujiente de pan al cacahuete, mero asado con patata al pimentón, codium y crema de berberechos y de postre tarta de nueces con helado de requesón de As Neves, tejas de membrillo y caramelo de licor café. El vino blanco Rías Baixas Altos de Torona y el tinto Ribeira Sacra Regina Expresión, agua Cabreiroá y cerveza Estrella Galicia. 
El café, excepcionalmente, se sirvió en el hall de entrada tras el almuerzo y el presidente del Círculo, Juan Güell, fue presentando al Rey a todos los asistentes, que se hicieron muchas fotos con el Monarca.
Mientras, fuera, los vecinos vivieron una jornada de intensas medidas de seguridad en el edificio y en los del entorno, porque se retiraron los contenedores de basura. El presidente de la comunidad de vecinos, Jesús Domínguez, explicó que los días previos estuvieron en contacto con el Círculo para coordinar la seguridad y compartiendo información con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del estado. "Los vecinos colaboraron y no hubo ninguna queja" aunque sí alguna molestia por la presencia de detectores para revisar los bajos de los vehículos que accedían al garaje. "No interfirió en la vida normal del edificio", precisó el presidente de la comunidad que señaló que "es un lujo y un honor" haber tenido a un invitado tan ilustre. n