UN CAMBIO HISTÓRICO EN LAS ISLAS

Cíes muda su paisaje

Los bosques de eucaliptos plantados en los años setenta y ochenta comienzan a desaparecer en las islas del Parque Nacional, que ha iniciado un cambio radical de su arbolado con la plantación de otras especies

Una de las zonas deforestadas para plantar nuevos árboles.
Una de las zonas deforestadas para plantar nuevos árboles.
Cíes muda su paisaje

 Las fotografías que se toman hoy en día en las Cíes poco tendrán que ver con las de dentro de 10 o 20 años. El Parque Nacional ha comenzado el cambio radical del paisaje de las islas con la eliminación progresiva de la actual masa arbórea, compuesto sobre todo por los eucaliptos australianos y las acacias africanas, especies que se han adaptado muy bien al entorno pero que no son las más adecuadas y cada vez menos por varios motivos. El trabajo no será fácil porque hay que mantener los bosques que se han ido formando con el paso de los años y evitar la deforestación, que sería un resultado inaceptable, así que se ha comenzado por tramos. 

El primero ya resulta visible: una amplia zona de la isla Norte (Monteagudo) ha quedado al desnudo mientras comienzan a surgir los nuevos árboles, por los que habrá que esperar un tiempo antes de que den sombra. Curiosamente, no se ha optado de forma mayoritaria por clásicos de Galicia -aunque sí habrá en zonas concretas robles pequeños y de crecimiento menos lento y abedules- por dos motivos: porque se estima que no se adaptarían fácilmente a las condiciones singulares de Cíes de viento, calor y progresivo descenso de las precipitaciones -la mitad ya que en Vigo- y porque se ha constatado que el clima está cambiando y tiende hacia temperaturas mediterrráneas.
Madroños, pinos y abedules están tomando el lugar de los eucaliptos y acacias plantadas en los años setenta y ochenta por el extinto servicio forestal nacional del Icona, cuando las Cíes se quedaron al descubierto tras una ola de incendios que acabó con la poca vegetación de gran porte que había. Todos ellos se adaptaron mejor de lo esperado y hoy en día las tres islas están cubiertas con un manto verde, aunque a cambio de que el suelo ha ido perdiendo calidad, consecuencia directa de la elección de especies. 
Hay una zona piloto donde ya se puede observar cómo será el resultado final, dentro de algunos años y que los guías del Parque muestran a los visitantes durante las visitas guiadas que realizan las navieras en invierno, aprovechando el buen tiempo. Se trata de una vaguada, la unión entre dos colinas, en el camino que parte desde el muelle hacia el Alto del Príncipe, que recorren los viajeros que realizan las visitas guiadas en invierno iniciadas por las navieras. En el lugar en cuestión la guía de Parques Nacionales explica la decisión tomada y muestra un pequeño avance lo que será el nuevo paisaje de Cíes, de mucha mayor calidad, lo que se puede comprobar en el suelo. A su lado, se trabaja en la eliminación de eucaliptos mediante la tala, que permite además añadir unos fondos al sostenimiento del espacio natural. El resultado promete. El director del Parque Nacional, José Antonio Fernández Bouzas, apoya sin reservas y con entusiasmo el plan ya en marcha aunque reconoce que será una tarea “a largo plazo” que cifra en no menos de 20 años para completarse, probablemente más. Coincide con las guías del Parque Nacional en que ya se puede observar el primer resultado “y es muy satisfactorio”. 

“Es una cuestión de años, por tramos, para ir avanzado, plantando también pequeños carballos y otras especies”. Fernández Bouzas señala que también se va a hacer el mismo proceso de sustitución en otras islas del parque, como Ons y Cortegada. n