VIGO

El Catastro aflora 2.380 piscinas en la provincia y 458 en Vigo

Destacan el elevado número de estas construcciones que Hacienda no conocía en Nigrán y O Morrazo

El Catastro ha hecho públicos los últimos datos de regularizaciones de inmuebles, que incluyen también las piscinas.
El Catastro ha hecho públicos los últimos datos de regularizaciones de inmuebles, que incluyen también las piscinas.
El Catastro aflora 2.380 piscinas en la provincia y 458 en Vigo

Hacienda ha detectado en Vigo 458 piscinas que estaban ocultas para el fisco dentro del procedimiento de regularización del Catastro, cuyo objetivo es incorporarlas al registro para el abono del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). En la provincia son 2.380, tras analizar durante los últimos seis años un total de 43 municipios, de los que aún están en curso de inspección 19.

En la ciudad fueron regularizados 8.558 inmuebles, la mayoría urbanos, y la causa fundamental fue una ampliación o rehabilitación (el 66%), es decir, sus propietarios habían realizado reformas que no habían comunicado, en el 22% de los casos fueron nuevas construcciones, otro 6% reformas y cambios de uso y un 5,3% piscinas que no se habían declarado.
Así del total de inmuebles regularizados por el Catastro en Vigo 6.415 fueron urbanos y 2.143 rústicos.
En la provincia fueron regularizados en estos seis años 73.022 inmuebles y también en la mayoría de los casos, el 49%, fueron ampliaciones o rehabilitaciones.
Tras Vigo, es Redondela el municipio de la provincia con más regularizaciones, 5.986, y entre ellas 114 piscinas, aunque la mayoría son ampliaciones y rehabilitaciones, un 50% del total. Llama la atención el caso de la comarca de O Morrazo, donde se han regularizado 150 piscinas entre Cangas y Moaña, así como Nigrán con 199. En Mos afloraron 126 piscinas sin declarar.
El procedimiento de regularización catastral tiene como finalidad la incorporación al Catastro Inmobiliario los bienes urbanos y rústicos con construcción, así como las alteraciones de sus características y se ha desarrollado desde 2013 y la iniciación del procedimiento, que es de oficio, se comunica a los interesados para que puedan realizadas alegaciones.
La regularización está sujeta a una tasa de 60 euros por cada uno de los inmuebles detectados. n