VIGO

El caso Marisquiño se alarga con 87 denuncias tras seis meses

La investigación judicial será declarada compleja para dar salida a los trámites pendientes

La llamada ‘zona cero’, con el muelle hundido continúa igual que hace seis meses.
La llamada ‘zona cero’, con el muelle hundido continúa igual que hace seis meses.
El caso Marisquiño se alarga con 87 denuncias tras seis meses

nnn La causa abierta en los juzgados para dirimir las posibles responsabilidades penales del accidente ocurrido durante O Marisquiño al derrumbarse un pantalán el pasado 12 de agosto llega a los seis meses con un total de 87 denuncias de afectados incoadas.
El Juzgado de Instrucción número 3 de Vigo trabaja sin descanso para dar salida a todos los trámites de la causa, principalmente, los referentes a la incoación de las demandas de los perjudicados, incluso con horas extra por la tarde. Todas las personas que sufrieron daños durante el derrumbamiento del pantalán y que acudieron a la Policía han tenido que pasar por dependencias policiales para ratificar dicha denuncia y someterse a examen forense. Todavía ese trabajo no ha terminado.
Además, varias denuncias han sido ratificadas mediante exhorto al tratarse de personas que no residen en Vigo pero que se encontraban en la ciudad para acudir al festival urbano. 
En su día el número de afectados llegó a contabilizarse por encima de los 300 si bien no todos llegaron a interponer denuncia.
 Pero lo más importante es el informe que la titular del juzgado encargó a dos peritos especializados sobre las causas del siniestro. Un informe que se pidió hace meses pero que todavía no ha sido enviado lo que retrasa más una causa que llega a los seis meses condenada a ser declarada compleja.
La Fiscalía ya adelantó en su momento que solicitaría la declaración de causa compleja en caso de ser necesario para evitar la prescripción en caso de que no hubiera tiempo para finalizar todas las diligencias que pudieran arrojar luz a los hechos.
La burocracia a la que se enfrentan los juzgados durante una instrucción y más cuando se trata de asuntos en las que intervienen diferentes administraciones suele ser causa del retraso en el trabajo judicial. A eso, hay que añadir que pese a la importancia del asunto no es el único sobre el que trabajar en el juzgado, que como el resto de los órganos de Instrucción de Vigo asumieron por reparto durante el año pasado una media de 2.000 asuntos.

Ante esta situación, la investigación judicial podría prolongarse durante unos meses más. El juzgado ya dictó un primer auto para desprecintar la zona donde ocurrió el accidente, dejando en manos del Puerto, si así lo consideraba oportuno, el arreglo de la misma.

La Autoridad Portuaria ha optado por esperar a una resolución judicial. La falta de acuerdo sobre quién debe actuar en la zona y sobre las responsabilidades del estado del pantalán obliga a dejar el asunto en manos de una decisión judicial. Sin el informe de los peritos, anteriormente mencionado, no habrá resolución. Es el documento que se espera desde hace meses y que podría ser trasladado al juzgado de forma inminente, el que podría dar la clave sobre si realmente hubo responsabilidad penal por el accidente o sólo civil.

Si finalmente el juzgado entiende que hubo indicios de un posible delito éste podría ser de lesiones por imprudencia.