VIGO

La Capitanía Marítima planea su traslado a la Aduana

El servicio de Fomento aspira a  dejar la Estación Marítima e ir a la plaza de la Estrella

La Aduana, en la plaza de la Estrella, con mucho espacio.
La Aduana, en la plaza de la Estrella, con mucho espacio.
La Capitanía Marítima planea su traslado a la Aduana

La Capitanía Marítima de Vigo, el organismo del Ministerio de Fomento que se ocupa de regular el tráfico de entrada y salida de buques en la Ría y el puerto así como de cuestiones de seguridad en la navegación, aspira a cambiar sus actual sede, en una parte de la Estación Marítima, por una instalación más amplia. Y el lugar elegido es la antigua Aduana, el palacio en la plaza de la Estrella, frente a la sede de la Autoridad Portuaria y la Comandancia de Marina, que en la actualidad se encuentra apenas ocupado en una pequeña parte. Menos tras la salida del destacamento de la Guardia Civil, que ahora cuenta con unas dependencias adecuadas a pie del muelle comercial. 
El edificio de la Aduana dispone de amplios espacios que poco a poco han quedado abandonados. Entre ellas, las viviendas de los funcionarios, que ocupaba dos tercios del total, en las tres torres del conjunto, así como los bajos. La Aduana está englobada en el Ministerio de Hacienda, en tanto que la Capitanía se encuentra en Fomento. Además, parte de la titularidad del edificio sería de la Autoridad Portuaria, al haberse levantado en terrenos propios. El Puerto apoyaría dicha decisión, que le permitiría recuperar miles de metros en la Estación Marítima. 
En el pasado reciente fue otro organismo del Estado, el Consorcio Zona Franca (CZF), el que quiso hacerse con la Aduana. La idea, que ahora retoma Capitanía, era repartir la superficie del complejo de la plaza de la Estrella de unos 5.000 metros cuadrados, de los que 1.500 se los quedaría Aduanas, en principio resultarían suficientes para sus funciones. Y el resto, CZF, que planeaba colocar el centro gastronómico y oficinas para al mismo tiempo reforzar su imagen en el centro de la ciudad.
En cualquier caso, el acuerdo exigiría una tasación previa de cuánto tendría que abonar la Capitanía al Puerto por sus derechos sobre el suelo donde se levanta Aduana. A partir de ese punto ya se podría plantear alguna compensación. De hacerse operativo el cambio, la plaza de la Estrella ganaría en peso institucional, al congregar Aduana, Delegación de la Xunta Comandancia, Puerto y Capitanía, unificando además todos los servicios marítimos. n