VIGO

Caen los partos en la privada

Caen los partos en la privada

 Los hospitales privados han tenido un 2017 en caída, salvo el  Vithas Fátima, que mejoró en uno su cifra sobre 2015. En dicho centro sanitario se registraron 128 partos, de los que nacieron un total de 132 bebés (por 131 en 2016), debido a que cuatro de los partos fueron gemelares. En 2017 Fátima puso en marcha su unidad de neonatología, reforzó su equipo de pediatría e implantó las urgencias pediátricas 24 horas. El 56,82 por ciento, 75, fueron niños y 57 (un 43,18) niñas. 
El Centro Médico Pintado, por su parte, sufrió una caída sobre 2016, aunque se mantiene como la primera maternidad privada de la provincia, probablemente de Galicia. En 2016 nacieron 204 niños, frente a los 223 del año anterior, sumando varios ejercicios en negativo. Desde la clínica señalan el efecto Cunqueiro -la mejora de su zona de maternidad con respecto al Xeral- y la caída demográfica.
Peor le fue a Povisa. El hospital concertado se quedó con sólo 122 partos, por debajo de Fátima. Supone un descenso muy importante: en 2016 había alcanzado 180 y los 206 en 2014 y 192 en 2015. En la suma de los tres, baja de 633 en 2014 a 458 en 2017; con 588 en 2015 y 535 en 2016.