VIGO

El alcalde convocará el martes el pleno de Zona Franca sobre la ETEA

El rector mostró su satisfacción por el desbloqueo del Campus do Mar aunque lamentó el tiempo perdido

José Manuel García, Salustiano Mato, Abel Caballero, David Regades y Jaime Aneiros, ayer por la mañana en Alcaldía.
José Manuel García, Salustiano Mato, Abel Caballero, David Regades y Jaime Aneiros, ayer por la mañana en Alcaldía.
El alcalde convocará el martes el pleno de Zona Franca sobre la ETEA

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, anunció ayer que convocará el pleno de Zona Franca el próximo martes a las siete de la tarde para  someter a votación la ratificación de los convenios que posibilitarán la recuperación de varios edificios y parcelas en la antigua ETEA y la cesión de espacios a la Universidad de Vigo para el desarrollo del Campus do Mar.
Tras reunirse con el rector de la Universidad de Vigo, Salustiano Mato, el alcalde dijo que se dará luz verde a esos convenios después de que la  Xunta no aceptase  la cesión gratuita de los edificios e "impidiese" que se desarrollase antes el Campus do Mar "con su chantaje".
Ante la pregunta de si mereció la pena el año de retraso en la convocatoria de este pleno, el regidor negó  que se perdiese un año y, en todo caso, aseguró que "claro que mereció la pena" para que la ciudad "sepa que la Xunta se lleva 5,5 millones de euros".  Caballero consideró que "este año ha sido importantísimo" y que "se acabaron los tiempos en que se faltaba al respeto a la ciudad y el silencio cómplice".
Por otra parte, el alcalde exigió  que se cumpla el convenio firmado en 2009, según el cual, si el Ayuntamiento no paga su parte de los terrenos de la ETEA (11,5 millones de euros) éstos volverán a titularidad de Zona Franca para que la Xunta los expropie con el fin de garantizar la utilidad pública. "Están a disposición de Zona Franca, no para que se los quede, sino para que los expropie la Xunta. Pero la Xunta no solo no paga, sino que se lleva 5,5 millones". La Zona Franca puntualizó a su vez que no se ha condonado esa deuda que mantiene la Xunta desde hace años, sino que se renegoció y se fijó el pago  de esta cantidad en diez anualidades de unos 640.000 euros cada una. 
El alcalde también recordó ayer las obras realizadas por el Concello de Vigo en la ETEA para rebatir unas declaraciones de la delegada de la Zona Franca, según las cuales no habrían hecho nada en la zona. El alcalde citó la remodelación del pabellón deportivo (“ahora haremos la segunda parte”), la construcción del campo de fútbol, el mantenimiento de l viales, el acceso a la playa, el paseo peatonal y otras actuaciones realizadas  “sin la cooperación de la Xunta”, subrayó.
Por su parte, el rector de la Universidad de Vigo, Salustiano Mato, mostró su satisfacción por el hecho de que el proyecto de la ETEA pueda salir adelante. Mato también lamentó el tiempo perdido porque “hoy estarían las grúas trabajando”, pero reconoció que el retraso no ha tenido consecuencias "irreversibles" en el Campus do Mar, ya que los fondos europeos se resolverán en abril (los proyectos solicitados no estaban condicionados al emplazamiento de la ETEA). Una vez que la Universidad tenga los terrenos cedidos sí que podrá solicitar fondos para la rehabilitación de los edificios.
Una vez que el pleno de Zona Franca apruebe los acuerdos, tendrán que ser validados por el Gobierno de España y firmados de forma oficial. Ese momento será el "punto de partida" a partir del cual empezará a desarrollarse la primera fase del Campus do Mar en la ETEA, que incluye la rehabilitación y acondicionamiento del edificio Faraday (obras que no empezarían hasta el año que viene). El rector aventuró que la rehabilitación de los edificios Faraday y Siemens podría completarse en dos años.
Sobre este asunto, la portavoz del grupo municipal del PP, Elena Muñoz, lamentó el “bloqueo institucional que mantuvo el alcalde sobre un proyecto fundamental para Vigo  durante un año. Si hubiera sido leal ahora habría gúas en la ETEA”. También criticó que ahora el alcalde quiera apuntarse el tanto cuando “invierte cero”.
Finalmente, recordó que la Xunta comprometió 8 millones para el Campuis do Mar, 13 millones destinados para la adquisición de los terrenos de la ETEA y otros 8 millones para la residencia de mayores.

El rector dispondrá en días del despacho en Areal

 El rector de la Universidad de Vigo, Salustiano Mato, podrá disfrutar en breve de un despacho provisional en el centro de la ciudad mientras no se construya el edificio que proyecta en O Berbés. Según avanzó el alcalde, en el plazo de dos semanas se podría firmar el convenio que permitirá a la Universidad utilizar varios espacios en el edificio municipal de Areal, que fue precisamente el antiguo Rectorado antes de que se construyese la sede del Campus y se vendiese el edificio de Areal al Concello. Salustiano Mato disfrutaría del antiguo despacho del rector para las reuniones o gestiones que requiera. Además, también solicitó la posibilidad de contar con algún espacio para el Programa de Mayores, que actualmente se reparte en aulas de Ingeniería Industrial y de la Escuela de Empresariales, ambas en Torrecedeira, salvo los alumnos senior que van a clase  en el Campus. La Universidad dispone todavía de una plaza de garaje en las inmediaciones del antiguo Rectorado. Ya en su primer mandato, Mato había solicitado al Concello la posibilidad de contar con una sede en Vigo y al final se produjo la cesión de  unos inmuebles en la fachada de O Berbés por parte del Consorcio del Casco Vello.
Asimismo, ayer Caballero y Mato hablaron de los mecanismos   que emplearán para que el Concello participe en la exposición del Pergamino Vindel. También anunció el alcalde que siguen trabajando en un acuerdo que permita al Concello conceder becas de comedor y de inglés a alumno de la Unviersidad de Vigo con escasos recursos económicos por importe de medio millón de euros (la misma cantidad que paga la Universidad al Concello en concepto de IBI). n