VIGO

Caballero coloca carteles contra el bloqueo de la Xunta a proyectos

El primero es sobre el pabellón de Matamá porque asegura que hace seis meses el Concello pidió autorización y está paralizado. Los pondrá en Gran Vía y Porta do Sol

El cartel en Matamá sobre la paralización de la obra del pabellón que acaba de instalar el Concello.
El cartel en Matamá sobre la paralización de la obra del pabellón que acaba de instalar el Concello.
Caballero coloca carteles contra el bloqueo de la Xunta a proyectos

Los vecinos de Matamá amanecieron ayer con un gran cartel colocado por el Concello en el que apunta a la Xunta como responsable de que la obra del pabellón, en el que invertirá 3,5 millones, aún no haya empezado. Es el primero y no será el único, advirtió el alcalde Abel Caballero, que quiere así denunciar el "bloqueo" de la Xunta a varios proyectos de los que depende su autorización. Así que avanzó que habrá carteles por la paralización de la Gran Vía y la peatonalización de Porta do Sol.
El regidor explicó que en el caso de Matamá la obra, financiada por el Concello, precisa de la calificación urbanística por la vía de la ordenación para proyectos urgentes o de excepcional interés (Ley Vigo), pero que hace seis meses que espera una respuesta. "No quieren que lo hagamos antes de las elecciones", aseguró.
En este sentido, Caballero informó ayer de la interposición de un segundo recurso contencioso administrativo contra la Xunta por la obligación de financiar un 30% de los centros de día de Teis, Coia y Valladares por 345.000 euros anuales.
Además de considerarlo "un grave atentado contra la autonomía local" y de un "abuso de poder" por parte de Feijóo, censuró que la Xunta, "cuando necesita dinero, viene a Vigo para que pague". Caballero aseguró que "les vamos a ganar  y lo saben", pero recordó que "cuando se resuelva Feijóo ya no será presidente de la Xunta", dijo.
El alcalde también contestó a López Chaves asegurando que "la Xunta abandonó la política social en Vigo" porque tiene en lista de espera a 637 personas en el programa de Ayuda en el hogar, porque no aporta un euro para el albergue o porque el Concello paga 2,5 millones en ayudas de emergencia social, cuando es "obligación y competencia" de la Xunta, señaló.