VIGO

De blanco por el diálogo en Cataluña

Un centenar de ciudadanos se concentró en la mañana de ayer ante el Ayuntamiento siguiendo una convocatoria en las redes sociales en las que se pide "hablar" para demostrar que "la convivencia es posible"

En la concentración espontánea vivida ayer en la plaza del Rey no se leyeron comunicados ni hubo discursos. Los participantes levantaron sus manos para pedir "diálogo" entre las partes.
En la concentración espontánea vivida ayer en la plaza del Rey no se leyeron comunicados ni hubo discursos. Los participantes levantaron sus manos para pedir "diálogo" entre las partes.
De blanco por el diálogo en Cataluña

nnn Algo más de un centenar de personas acudieron a la convocatoria realizada a través de las redes sociales bajo el lema #Hablamos? para pedir diálogo en el conflicto catalán y porque "la convivencia se genera hablando". La cita fue en la plaza del Rey, donde poco antes del mediodía se fueron congregando grupos de personas con camisetas blancas, tal y como pedían en la convocatoria. Un pequeño grupo de mujeres avanzó hacia el centro de la plaza con una sábana blanca con el lema de la concentración, momento en el que todos los presentes se reunieron entorno a ellas. Una patrulla de la Policía Nacional siguió el acto sin intervenir en ningún momento. 
Para Meny Alonso este acto es un toque de atención a los políticos  porque "es hora de hablar. Soy completamente apolítica, que quede claro, pero creo que hay que defender que todos debemos vivir en armonía". Al igual que esta participante en la concentración, Elena dijo haberse enterado del llamamiento a reunirse ante los ayuntamientos de toda España por las redes sociales. "Aquí lo que hace falta es menos testosterona y más diálogo", comentó, en referencia también al comunicado de la convocatoria, en el que se hacía hincapié en que "la gente quiere un país basado en el respeto, el diálogo y la convivencia democrática", asegurando también que "en lugar de levantar muros necesitamos un lienzo blanco para construir un país dodne quepamos todos". Otra de las participantes, Sonia Fidalgo, comentó que "yo viví en Barcelona y creo que en estos días todos han faltado al respeto y a la convivencia. Hay falta de entendimiento como consecuencia del choque de egos". El acto duró unos minutos en los que nadie habló ni se leyeron comunicados. Los presentes alzaron las manos antes de disolverse sin incidentes. n