VIGO

Batalla en un bar para evitar la actuación policial

Hubo tres agentes resultaron lesionados y detuvieron tres personas

La entrada a la calle Vizcaya fue cortada por la Policía.
La entrada a la calle Vizcaya fue cortada por la Policía.
Batalla en un bar para evitar la actuación policial

Un actuación rutinaria de la Policía Nacional en un bar del Calvario terminó con la detención de tres personas, la dueña del establecimiento, su hija y un cliente. Los arrestados de 18, 29 y 61 años intentaron impedir la actuación policial en el local, donde además se estaba consumiendo marihuana. En el operativo, que llegó a cortar una calle, tres agentes sufrieron lesiones de diferente consideración.  A los arrestados se les imputa un delito de atentado contra la autoridad. En el lugar llegaron a concentrarse hasta seis coches policiales.
Los hechos tuvieron lugar en la calle Vizcaya cuando una patrulla que realizaba labores de prevención de la delincuencia por la zona centro notó un fuerte olor a marihuana que parecía proceder del interior de un bar, por lo que pidió la colaboración de otra patrulla  para realizar una comprobación del interior del establecimiento. Las dos dotaciones procedieron a entrar, solicitaron a los presentes su identificación e informaron de la realización de un control policial, momento en el cual una joven comenzó a gritar al resto de clientes que "la Policía no podía pedir el DNI", insultando además a los agentes y tratando de huir del local. Finalmente, la mujer hizo entrega de su identificación a un agente que informó a esta chica de que iba a ser sancionada administrativamente por obstruir la labor policial, lo que provocó que ella se alterase y se pusiese agresiva, al igual que un joven que manifestó que era su novio y que trató de golpear a uno de los policías.
Los agentes también recibieron insultos de un hombre que se encontraba detrás de la barra, y que finalmente fue arrestado, y de la propietaria del local, que se abalanzó contra uno de ellos y tuvo que ser reducida y detenida.
Cuando iban a introducir a esta mujer en el vehículo policial, su hija apareció y se abalanzó contra los funcionarios para intentar que su madre pudiera huir, si bien los agentes inmovilizaron a ambas y procedieron también a la detención de la joven. Durante el trayecto en el coche patrulla, la mujer mantuvo una actitud violenta.
La propietaria del local fue llevada a un centro médico, donde el facultativo que la atendió decidió derivarla al hospital Álvaro Cunqueiro por el grave riesgo que su conducta conllevaba para los trabajadores que allí desempeñan su trabajo. La mujer quedó ingresada y una vez recibió el alta fue trasladada a las dependencias policiales para tomarle declaración.
Por su parte, los agentes encargados de la comprobación del establecimiento localizaron diversos trozos de hachís y marihuana, sobre los que se elevaron las oportunas actas. n