VIGO

El AVE a Vigo depende ahora de un estudio hidrogeológico

El Ministerio de Medio Ambiente exigió a Fomento la presentación de un informe para validar el nuevo trazado por Cerdedo

Un tren tipo AVE iría desde Vigo-Urzaiz hasta Ourense por Cerdedo.
Un tren tipo AVE iría desde Vigo-Urzaiz hasta Ourense por Cerdedo.
El AVE a Vigo depende ahora de un estudio hidrogeológico

nnn El Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente (Mapama) se ha dirigido al Ministerio de Fomento para reclamar la entrega de un estudio hidrogeológico esencial referido a las condiciones del nuevo trazado proyectado para el AVE entre Vigo y Ourense por Cerdedo. En concreto, se refiere a un tramo de cuatro kilómetros sobre un total de 54 donde se ha modificado el trayecto incluido en el estudio original, lo que ha obligado a realizar una segunda evaluación estratégica ambiental, trámite que se alarga desde hace años y que acumula nuevas exigencias. Ni Fomento ni Medio Ambiente ofrecen una perspectiva de cuánto podría alargarse dicho estudio, pero todo apunta a que será un proceso de cierta importancia y longitud que difícilmente finalizará este año, lo que supondrá seguir acumulando retrasos. Antes, el Ministerio de Medio Ambiente había pedido dos informes a la Xunta, que fueron remitidos en julio. Parecían los último, pero no ha sido así.
La evaluación ambiental positiva del Mapama es condición necesaria para que Fomento pueda encargar el proyecto constructivo de la variante AVE directa a Vigo y sus condiciones concretas, que incluyen la longitud y número de túneles y viaductos en una zona de gran complejidad al afectar en mayor o menor medida a dos entornos protegidos. La primera evaluación ambiental llevó varios años y culminó con la realización de un anteproyecto que contemplaba una inversión de más de 2.000 millones de euros con túneles kilométricos que elevaban y mucho la factura. 
El Gobierno anunció en enero de 2015 el inicio de la evaluación ambiental, pero en realidad no se puso en marcha hasta 2017. 
La nueva petición puede suponer añadir varios meses a un proceso que se alarga sin fin. En julio, la Xunta explicó que el Mapama no le solicitó la documentación hasta diciembre de 2016. n