VIGO

El Concello de Vigo refuerza las medidas contra la sequía con más restricciones en el uso del agua

La sequía y el suministro de agua sigue siendo una prioridad para el Concello. En nivel de alerta, con abastecimiento para menos de cien días, el gobierno local establece nuevas medidas de control y exige a la Xunta acciones concretas.

El embalse de Eiras
El embalse de Eiras
El Concello de Vigo refuerza las medidas contra la sequía con más restricciones en el uso del agua

El Gobierno autonómico acaba de autorizar el caudal ecológico para Eiras, que pasará de devolver al río 380 litros por segundo a verter 150 litros. Sin embargo, para Abel Caballero la decisión llega tarde, pues la petición se tramitó hace un mes, "tiempo en el que se habrían ahorrado seis días de abastecimiento". Asimismo, volvió a insistir en la necesidad de un trasvase a Eiras desde el Oitavén- Verdugo. "Se basa en informe que solicité en 2008 para asegurar el abastecimiento a Vigo en caso de sequía y los técnicos lo recomendaron, pero desde la Xunta no hicieron nada", apuntó el alcalde, quien aseguró que no es un tema menor.

Por parte de la administración local aumentaron las medidas de restricción, suprimiendo el riego en los campos de hierba artificial, en las fuentes ornamentales de Vigozoo, así como en las duchas y lavaderos de Samil. También se optimizará el consumo en piscinas y centros públicos. Caballeto afirmó que estas medidas de control srán extensibles a todos los concellos que se abastecen del embalses de Vigo. Con respecto al enganche de Baiona, aseguró a los vecinos que contarán con el apoyo de Vigo, "pese a su alcalde".

La reducción a caudal ecológico también afecta a Zamáns, que pasará de los 18 litros por segundo a los cinco.