VIGO

La Asociación contra el Cáncer da servicios no sanitarios a paliativos

Mantienen la atención psicosocial y traspasaron la médica al sistema sanitario en toda España

Isabel Martínez-Noriega y la presidenta provincial, Josefa Crespo.
Isabel Martínez-Noriega y la presidenta provincial, Josefa Crespo.
La Asociación contra el Cáncer da servicios no sanitarios a paliativos

La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) “no abandonó a las personas enfermas al final de la vida en Vigo”, a pesar de que los servicios médicos que prestaba su unidad de paliativos desde hace 25 años ahora fueron asumidos por el Sergas. 

Es una medida que la ONG está aplicando en toda España: a día de hoy ya traspasaron estos servicios médicos al sistema sanitario público, tras pactar un cronograma con las autoridades y con los afectados,  y solo quedaban por hacerlo 7 de las 62 unidades de paliativos que llegaron a tener en España (una era la de Vigo y las otras seis están en Madrid). Sin embargo, la AECC continúa con la atención psicosocial al final de la vida en los domicilios con un equipo específico de 4 psicólogas y una trabajadora social para el área de Vigo, a las que se suma el voluntariado, así como un teléfono abierto los 365 días del año y de forma online. Mientras, el Complejo Hospitalario y en concreto Oncología decide ahora qué pacientes deben recibir esta atención domiciliaria. “Nos consta que el Sergas está haciendo el servicio. La sanidad gallega es excelente”.
Una portavoz de la organización estatal, Isabel Martínez-Noriega, se desplazó a Vigo para aclarar esta situación y para garantizar que están al lado de las personas desde el diagnóstico y en todo el proceso de la enfermedad que no cubre el sistema nacional de salud. Vigo fue la única ciudad en la que un oncólogo inició una petición en la plataforma change.org para que la AECC recuperase al médico y la enfermera de la unidad de paliativos, que atendían a unas 120 personas al año. Su petición supera las 88.000 firmas de apoyo, pero no es posible la vuelta atrás. La asociación recordó que trabajan para concienciar sobre el cáncer, dado que el 50% de los casos se pueden prevenir con hábitos de vida saludable y las campañas de detección precoz. Además, financian investigaciones contra el cáncer (50 millones a 250 proyectos) y dedican buena parte de la actividad a la atención paliativa que reivindican como un derecho. 
En sus orígenes, a mediados de los 50, llegó a prestar asistencia médica cuando el Estado no lo hacía e incluso formaba a radioterapeutas, pero luego traspasaron estos servicios y mantuvieron otros en los que tienen gran experiencia como la atención psicosocial y el acompañamiento por voluntarios.
La atención psicosocial que realiza la AECC en el área viguesa llegó el año pasado, entre hospital y domicilios, a 728 pacientes, 837 familiares y 4.116 sesiones, así como seguimiento de duelo a 9 familias. Ahora incorporaron también a la población de Povisa y reforzaron el servicio con un psicólogo más.n