VIGO

Tres artistas muestran la obra que les inspiró el Nueva York de los 80

Ánxel Huete, Manel Lledós y Miguel Saco enseñan su trayectoria en la Casa das Artes

Miguel Saco, Ánxel Huete y Manel Lledós, inauguraron en la Casa das Artes viguesa una exposición que supone un reencuentro 35 años después de que los tres iniciaran su actividad cultural en un taller de Nueva York.
Miguel Saco, Ánxel Huete y Manel Lledós, inauguraron en la Casa das Artes viguesa una exposición que supone un reencuentro 35 años después de que los tres iniciaran su actividad cultural en un taller de Nueva York.
Tres artistas muestran la obra que les inspiró el Nueva York de los 80

nnn La experiencia vivida por los artistas Ánxel Huete (Ourense, 1944), Manel Lledós (Barcelona, 1955) y Miguel Saco (Ourense, 1956) en el Nueva York de los años 80, entonces en plena efervescencia cultural, forjó una amistad para toda la vida y activó “una especie de interruptor” en sus respectivas trayectorias artísticas. La Casa das Artes de Vigo inauguró ayer la exposición “Tempos dun encontro” en la que aquellos  tres jóvenes artistas se vuelven a reunir 35 años después para mostrar la obra que iniciaron en aquel taller de Manhatan y la que harían años después, con algunas obras hechas a propósito para la muestra. Pinturas, esculturas y muebles restaurados dialogan en Casa das Artes.
El alcalde vigués, Abel Caballero, y el concejal de Cultural, Cayetano Rodríguez,  inauguraron esta exposición, que estará abierta hasta el 23 de julio, acompañados por los artistas y la comisaria, Chus Martínez, entre otras personas.
La suya fue una “emigración cultural”, por ansias de conocimiento, de ingresar en la modernidad y de buscar nuevas experiencias artísticas y vitales en una etapa en la que España acababa de estrenar la Transición. En Nueva York descubrieron el expresionismo abstracto y el minimalismo. Llenar estas ansias era lo prioritario, aunque no lo tuvieron fácil en un lugar en el que no conocían la lengua ni las costumbres. Compartieron taller y vivienda en el Lower East Side, una de las zonas más peligrosas pero también próxima al barrio de Chelsea, donde había una importante mezcla cultural de gente que quería hacer cosas en la calle y donde estaban las galerías de arte. Ocuparon distintos trabajo, recogieron materiales en la calle  (parabrisas) para sus obras o muebles abandonados para decorar su casa, según explica la comisaria.Ánxel Huete regresó a Galicia para seguir en el movimiento Atlántica, mientras los otros dos continuaron con su carrera en Estados Unidos.
Chus Martínez afirma que la exposición habla de aprendizajes y de cambios, que se retrata la trayectoria de cada uno de forma individual y que también hay rastro de cómo se “contaminaron” entre ellos en la etapa que convivieron.
El alcalde vigués felicitó a los artistas y destacó que actualmente hay también una exposición dedicada a Huete en el Marco. Manel Lledós dijo que para ellos supone la recuperación de un tiempo significativo, con marcas que perduraron 35 años, en el que intentaron sustraer de Manhattan un mundo de imágenes reales e imaginadas.n