VIGO

La aparición de restos romanos condiciona el urbanismo vigués

Los dos mayores proyectos en marcha, a la espera de luz verde de Patrimonio Cultural

Excavaciones en marcha en Marqués de Valladares 39 y 41 del Grupo Jove.
Excavaciones en marcha en Marqués de Valladares 39 y 41 del Grupo Jove.
La aparición de restos romanos condiciona el urbanismo vigués

Las dos mayores actuaciones residenciales en Vigo, ya con presupuesto y proyecto firmes, en Marqués de Valladares y Jacinto Benavente, ambas de Inveravante del Grupo Jove, se encuentran a la espera de vía libre de Patrimonio para comenzar su desarrollo, que en el segundo caso añadirá una tramitación más compleja. Otros dos bloques, en Rosalía de Castro, tuvieron que esperar años hasta conseguir permiso. Y por las mismas causas: la arqueología y los restos romanos, cada vez mayores.

En Marqués de Valladares y el edifico contiguo en Colón, el Ribas, están ultimándose los trabajos y este mismo mes tendría que estar terminada dicha fase con la entrega del informe a la Xunta, que autorizará la obra de los dos inmuebles, con un bloque de nueva planta y la rehabilitación del ya existente, de estilo racionalista. El primero, los números 39 y 41, se levantará sobre unas ruinas de gran valor histórico, al tratarse de los restos de un depósito romano de salazón del siglo IV de carácter pre-industrial, vinculado a las salinas de Rosalía de Castro y probablemente a las halladas en A Guarda y Cangas. La promotora tiene la obligación de musealizar el hallazgo con una entrada propia por la Alameda. Ahí nacerá un nuevo centro expositivo que se cederá al Concello para integrarlo dentro de la ruta que se extiende por Rosalía de Castro y sus salinas. Dicho espacio tendrá acceso desde la plaza de Compostela y contará con una superficie de 227 metros cuadrados. El proyecto lo firman los arquitectos Jesús Irisarri y Guadalupe Piñera y prevé 37 viviendas. 
Más complicada parece en Jacinto Benavente, la antigua Cordelerías Mar, una de las naves en ruinas en zona de jurisdicción municipal. Aunque a priori no se esperaba encontrar nada, ya que la factoría se había levantado sobre un relleno, tampoco se descarta algún hallazgo en la parte alta, zona de caución arqueológica: el visto bueno de Patrimonio de Galicia es obligado y previo y las excavaciones están en marcha. Una vez terminadas, en marzo, todavía hará falta un cambio urbanístico en el Plan General a través de las instrucción de ordenación provisionales, donde se incluirá dicha actuación. n