VIGO

Apadrina una vid en Galicia

Nueve grupos bodegueros españoles, con tres bodegas en Galicia, se unen para promocionar el enoturismo. La primera actividad consistió en una cata de albariño a bordo de un barco rodeando las islas Cíes

Tres bodegas gallegas sirvieron ayer sus albariños a bordo de un barco paseando por las Cíes.
Tres bodegas gallegas sirvieron ayer sus albariños a bordo de un barco paseando por las Cíes.
Apadrina una vid en Galicia

El turismo está en pleno "boom" en Europa, pero no todos los visitantes buscan sol y playa. La cultura y la gastronomía forman parte de los factores a favor, o en contra, de elegir un destino.
Conscientes de esto, nuevo grupo bodegeros españoles han sumado fuerzas para potenciar el enoturismo, esto es, colocar al vino en el centro de la experiencia del turista. Bautizado como "De Bodegas por España", este producto se venderá en el extranjero como "Spain Trough its Wineries". La iniciativa más curiosa: que el turista apadrine una vid para que vuelva todos los años a recoger sus frutos.
En Galicia participan en esta iniciativa tres bodegas: Terras Gauda, Mar de Frades (Grupo Ramón Bilbao) y Vionta (Grupo Freixenet). Las tres organizaron ayer un evento de presentación con expertos del mundo del vino de toda España que inició su celebración en Baiona, desde donde partió el barco "Jesús Rosa Acuña" para conocer las islas Cíes a los visitantes. A 8,5 nudos de velocidad, el guía fue explicando las particularidades históricas del archipiélago acompañado de fondo por música tradicional de Luar na Lubre o Dulce Pontes entre otros artistas. Finalmente se ofreció una comida entre viñedos en Tomiño a cargo de Terras Gauda.
El objetivo de los bodegueros es atraer turistas con un poder adquisitivo medio o alto, "que visite la bodega pero que también consuma en su entorno", explicó Zaida Semprún, directora comercial del Foro de Marcas Renombradas, organismo que potencia la conocida como Marca España.
Para esto se han categorizado cinco actividades que se complementan con el vino. Por un lado, la conexión entre las bodegas y el arte; el bienestar y la salud; los deportes (en el caso de Galicia, náuticos); la naturaleza y la gastronomía local.
Begoña Santamaría, responsable de enoturismo de Terras Gauda, destacó durante el paseo en barco por la Ría que desde su bodega proponen "una degustación entre viñedos, navegar por el Río Miño o subir al Mirador do Corvo para contemplar la desembocadura del Miño". Pero dado que están en O Baixo Miño "también animamos al turista a ir a Tui y visitar la catedral, subir al Monte Trega o hacer un tramo del camino portugués por la costa".
Sandra Álvarez, responsable de enoturismo de Mar de Frades, destacó varias iniciativas. La más curiosa fue la puesta en marcha en el último año, que consiste en llevar a los turistas "a una superficie de 21 hectáreas en Ribadumia para que planten su cepa y puedan apadrinarla, y así volver a podarla y vendimiarla". También organizan "rutas en barco por la Ría de Arousa".
En el caso de Vionta, bodega de O Grove, se ofrece un maridaje de sus vinos con quesos y conservas tradicionales. La bodega tiene un salón con capacidad para 300 personas que se emplea tanto para bodas como eventos o conferencias.
La iniciativa "De Bodegas por España" reúne a nueve grupos bodegueros con instalaciones en denominaciones de origen de Galicia, Jerez, Rueda y Toro, Penedés, Ribera del Duero, Rioja, Somontano y Toledo
Pedro Vargas, director de proyectos internacionales del Foro de Marcas Renombradas, señaló que este organismo está formado por empresas "como Inditex o Nueva Pescanova" junto a las administraciones "para impulsar la Marca España entre todos".n