VIGO

El alcalde y SOS Sanidade proponen rescatar el hospital

Afirman que los enfrentamientos entre la concesionaria y el Sergas afectan a  la población

El Sergas y la concesionaria dirimen sus desacuerdos económicos en los tribunales.
El Sergas y la concesionaria dirimen sus desacuerdos económicos en los tribunales.
El alcalde y SOS Sanidade proponen rescatar el hospital

 El alcalde de Vigo, Abel Caballero, considera necesario que la Xunta recupere la propiedad del Hospital Álvaro Cunqueiro, tras salir a la luz  “el choque total” entre la empresa concesionaria y el Sergas que están “a contencioso limpio”.
Según el alcalde, el hecho de que existan siete contenciosos entre las  partes significa que el hospital es privado y no público como decía el PP. En su opinión, la situación irá a peor porque “el modelo del HAC es la mayor chapuza del Gobierno Feijóo y lo pagan los vigueses porque obliga a los profesionales a un sobreesfuerzo para atender las deficiencias”. 
En cuanto a las cuestiones que van a empeorar, el alcalde  apuntó que van a subir los precios del aparcamiento del hospital y “los volverán a poner a aquel precio inicial que le obligamos a bajar porque la empresa le reclama a la Xunta el lucro cesante y está en contencioso. La empresa va a ganar porque está en el contrato”. Por estos motivos, el alcalde defiende que se recupere la propiedad.
También ayer los diputados socialistas Abel Losada y Julio Torrado solicitaron a la Xunta de Galicia una copia del informe de Contas presentado por la Sociedad Concesionaria Novo Hospital de Vigo S.A., en el que se detallan todos los contenciosos.
Por otro lado, la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública y la Plataforma SOS Sanidade Pública de Vigo emitieron ayer un comunicado para expresar su malestar por esta situación y recordar que se opusieron desde el principio al modelo de concesión privada para la construcción del hospital porque supondría "un encarecimiento del proyecto, recortes de la superficie y las camas para beneficiar a la concesionaria" y por los enfrentamientos que temían que pudiera haber entre la concesionaria que gestiona la parte no asistencial y el Sergas. En su opinión, “ahora asistimos al espectáculo de una concesionaria insaciable que sube el canon a pagar por el Sergas, que incumple los compromisos adquiridos sin ser sancionada por el Sergas, que no cumple el compromiso de equipar el centro o que funciona sin transparencia”. Por último, apuntan que el ejemplo del Hospital de Alzira, que fue rescatado recientemente por el Gobierno de Valencia por problemas similares, “debería servir para que Feijóo acabe con este errado y costoso experimento, cuyas consecuencias sufre la población y las arcas gallegas. Pedimos que se rescate el hospital vigués”.