VIGO

El alcalde anuncia que cortará todos los chopos de la ciudad

Los calificó de “horribles” y se comprometió a plantar tres nuevos árboles por cada tala

La construcción del carril-bici exige la tala de varios chopos, situados en el lateral de la avenida.
La construcción del carril-bici exige la tala de varios chopos, situados en el lateral de la avenida.
El alcalde anuncia que cortará todos los chopos de la ciudad

 Abel Caballero ayer fue claro ante los medios de comunicación. No le gustan los chopos y va a acabar con ellos en la ciudad. Ante las críticas surgidas por algunos sectores vecinales por la tala que una vez más se está realizando en la Avenida Castelao y que coincide con la construcción del carril-bici, el alcalde calificó de “horrible” esta especie arbórea. Le achacó que “cubre el suelo de algodón y genera alergias”. Para el regidor es una amenaza real por polución, salubridad y seguridad. “Tiene un enraizado muy corto y se desploman con facilidad, ya tuvimos que lamentar la caída de un ejemplar sobre un coche y en estos casos es mejor prevenir que lamentar”, apuntó en referencia directa al niño fallecido hace unos meses en el parque de El Retiro de Madrid. 
Su actuación responde a la alarma social que genera este tipo de árbol, que no siempre está justificada. Sanitarios consultados por este medio reconocieron en su día lo molesto de “la pelusilla”, pero descartaron cualquier tipo de reacción alérgica a ella.
La retirada de los chopos de Coia fue un compromiso electoral de Caballero que está cumpliendo. La primeras talas fueron en 2011 con el objetivo de acabar con los 450 chopos, de entre 30 y 50 años. Ahora volvió para completar la limpieza. 
Caballero aseguró que desde que es alcalde plantó más de 4.500 árboles, muchos de ellos en Coia. Una vez insistió en su intención de renovar la población forestal urbana: “Por cada árbol que se corte, plantaremos tres, pero de especies adecuadas como robles o castaños”.