VIGO

Alarma por un ‘chapuzón’ canino

La Policía junto al dueño del perro ayer, en el puerto.
La Policía junto al dueño del perro ayer, en el puerto.
Alarma por un ‘chapuzón’ canino

 El baño de un perro junto a la dársena de A Laxe fue objeto ayer de un espectacular despliegue policial, ante lo que parecía un posible ahogamiento. La alarma se recibió sobre las doce de la mañana cuando un hombre se encontraba en las escaleras de un muelle portuario con su mascota en el agua.
Quienes lo vieron pensaron que el hombre estaba intentando ahogar al perro e incluso que él mismo podía correr la misma suerte por  lo que de inmediato se dio aviso a la policía portuaria y a la Policía Nacional.
Varias dotaciones se desplegaron en la zona, causando gran expectación en la zona portuaria repleta a esas horas de personas que se dirigían a las islas Cíes. Según explicaron en el mismo lugar de los hechos, cuando llegaron los agentes comprobaron que el perro y su dueño se encontraban en perfecto estado, fuera del agua y fue el mismo dueño quien confesó que bajaba las escaleras del muelle y con el perro atado le daba un baño. La Policía le advirtió de que no debía volver a bañarle allí.