VIGO

El administrador concursal ve inviable el Auditorio vigués

El informe sobre el concurso de Congrevigo, primera gestora, ya está en el juez Mercantil

Entrada al Auditorio de Beiramar.
Entrada al Auditorio de Beiramar.
El administrador concursal ve inviable el Auditorio vigués

El administrador concursal que lleva la liquidación de Congrevigo, la primera empresa gestora de eventos del Auditorio de Beiramar, remitió un informe al Juzgado Mercantil de Vigo donde considera "inviable" por completo el complejo de Palacio de Congresos vigués, en su totalidad. Así al menos se puede deducir del informe firmado por el economista Juan José Santamaría Conde, contundente, donde advierte de que la quiebra de Congrevigo no sería sino el primer paso para  la entrada en concurso del propio Auditorio y Pazo de Congresos, por concesión municipal. 
Según el administrador designado por el juez, sin la subvención municipal concedida de 500.000 euros durante cinco años, la nueva empresa subcontratada para los eventos, la firma Organización e Ideas de Éxito (OIDE), no hubiese aceptado gestionar y explotar dicho Auditorio. Así al menos lo entiende según los números que maneja.
En el estudio económico que ya está en manos del Juzgado Mercantil se advierte de que el Auditorio está situado en una zona deprimida, lo que no le hace atractivo, y que Vigo no cuenta con un aeropuerto con un amplio número de conexiones, lo que reduce las posibilidades para organizar congresos y convenciones.
Las cuentas que realiza el economista parecen rotundas: con unos  40.000 euros de gastos medios mensuales, la empresa que lleve el Auditorio necesita obtener una facturación de 1.000.000 de euros anuales para no tener pérdidas. "¿Quién garantiza tal cifra de negocios para que la empresa sea rentable?", se pregunta el administrador. Y responde él mismo en su trabajo: "nadie". 
El estudio considera necesario que la empresa gestora del Auditorio facture para poder funcionar una media de casi 3.000 euros diarios o, lo que es lo mismo, un promedio mensual de 90.000 euros. Y por tanto, en estas condiciones ni siquiera los 500.000 euros aportados por el Ayuntamiento como subvención -que han sido además recurridos- no serían suficientes. 
Destaca por otra parte en el informe del administrador los gastos de personal y de explotación de 2012 y 2013 y la necesidad de mayores ingresos para que no hubiese pérdidas. 
En este sentido, señala que si de cada 100 euros de ingresos general 50 son para suministros, en 2012 necesitarían 200.000 euros a sumar a los casi 700.000 que tendría que conseguir; en 2013, le harían falta unos 600.000 o 700.000 euros más de ingresos, para obtener beneficios en lugar de pérdidas. En el trabajo remitido al Juzgado Mercantil se recuerda que las Cuentas Anuales del Informe son muy clara al respecto.