VIGO

Adif e Immochan firman el convenio para la construcción de la estación del AVE de Vigo

Las obras para levantar la estación que diseñó Thom Mayne duraran 30 meses. La empresa  pondrá 69 millones, el 100 por ciento de la inversión en el complejo ferroviario y comercial de 90.476 metros cuadrados.

La estación, según el proyecto de Thom Mayne.
La estación, según el proyecto de Thom Mayne.
Adif e Immochan firman el convenio para la construcción de la estación del AVE de Vigo

El presidente de Adif Alta Velocidad, Juan Bravo, y el director general de Immochan España, Manuel Teba, han firmado este viernes el contrato para la construcción y explotación de la estación del AVE de Urzáiz, en Vigo, en la que la empresa invertirá más de 70 millones de euros (69 millones más IVA).

La firma de este convenio se formaliza casi un año después de la adjudicación de la obra, debido a que la misma estaba condicionada a que solucionasen los accesos al complejo. Una vez que hay acuerdo entre las administraciones central, autonómica y local para dichos accesos, se han incorporado las soluciones previstas al expediente urbanístico tramitado por la Xunta al amparo de la ley 3/2016 (procedimiento necesario por la anulación del Plan General vigués).

El pasado 18 de enero se notificó a Immochan el cumplimiento de las condiciones requeridas, lo que ha permitido formalizar el contrato. Desde la adjudicación hasta la firma del convenio, la empresa ha estado trabajando en el proyecto básico, que ya tiene redactado, y en próximas fechas se solicitará a la Xunta la licencia de apertura del centro comercial.

Immochan desarrollará la nueva estación en una superficie construida de algo más de 90.000 metros cuadrados, siguiendo el diseño del arquitecto Thom Mayne. El plazo para la obtención de autorizaciones y licencias se ha fijado en 2 años, mientras que el plazo de ejecución de las obras será de 30 meses.

Una vez entregada la estación, Immochan tiene cedidos los derechos de explotación del Centro Vialia por un período de 50 años, aunque la gestión del servicio público ferroviario no es objeto del contrato, y Adif se reservará en la nueva estación los espacios necesarios para los accesos, la venta de billetes, locales de información y otros servicios complementarios.