VIGO

El acento caribeño llega a Vigo

Siete mil personas integran la comunidad venezolana que abre negocios como salida laboral

Karina Martínez y Mirián Suárez en su negocio de bocadillos.
Karina Martínez y Mirián Suárez en su negocio de bocadillos.
El acento caribeño llega a Vigo

"Somos muy apegados a Venezuela, pero una vez que hemos tenido que emigrara ha sido para trabajar, para aportar a la sociedad española que nos acoge", explica Franklim Vallenilla, un publicista experto en marketing que llegó hace seis meses y que se lanzó a montar la aplicación buescaenvigo.com para apoyar a los negocios de la ciudad. Como él, gran parte de la colonia venezolana de Vigo, que en los últimos años ha crecido de forma muy llamativa llegando a las siete mil personas, iniciando en su gran mayoría "la creación de empresas y negocios como manera de salir adelante", comenta Emperatriz Pérez Cardozo que desde su página en Facebook Venezolanos Unidos en Vigo que sirve como medio de comunicación entre muchos de los recién llegados. Para ella esta etapa que le ha tocado vivir es "una forma de devolver a Galicia el trabajo y entusiasmo que nuestros padres y abuelos dieron a nuestra Venezuela". Y es que como comenta "no sabes la magnitud de los que significa emigrar hasta que te toca meter tu vida en tres maletas y comenzar de cero". 
 Delvis Argüelles llegó hace dos años y desde entonces ya vivió en Marbella y ahora en Vigo, donde dice sentirse bien y espera continuar "mientras tenga trabajo y las cosas vayan bien", porque además de vivir de su música -es pianista- también "ayuda a mi familia, que se quedó en Venezuela". Para Maribel Preciado comenzar una nueva vida en la tierra de su madre está siendo "difícil. Tenía muchos proyectos y la verdad es que nunca pensé que tendría que emigrar ", explica desde el kiosko en la calle Florida que regenta hace poco más de un año. El caso de Iradith es diferente. Ella llegó a Vigo siguiendo al amor de su vida, otro venezolano que ya llevaba algún tiempo residiendo en la ciudad. Desde diciembre tiene una tienda en Gran Vía de perfumería y asegura que "en los ocho años que llevo aquí nunca vi tantas venezolanas. Están llegando muchas personas de mi país ante la situación que se está viviendo", comenta sin dejar de atender su negocio. Diferente es la historia de César y Oriseda Ortega Figueroa que recuerdan que "siempre me inculcaron el amor a España y a Galicia, mi madre es de Ourense, pero nunca pensé que tendría que salir así de mi tierra", añadiendo que "ahora no hay nada, ni sanidad, ni medicinas, nada. Pero lo último que pierdes es la esperanza". Algo que comparte con Mirián Suárez, que llegó a Vigo en agosto y que hace un mes que abrió una bocatería en las proximidades de la comisaría. "Vienes con la esperanza de encontrar en tu segunda patria, que es como muchos sentimos a España, una segunda oportunidad", explica mientras prepara una de las especialidades de la casa, todas ellas con nombres relacionados con diferentes cuerpos de policía de todo el mundo. Cuando llegó  a la ciudad "contaba con el apoyo de mis sobrinos, que ya estaban aquí y me orientaron porque tengo que reconocer que nunca pensé en que tendría que abandonar mi país. Pero no tuve más remedio ante la situación que se vive en Venezuela". 

El publicista Franklim Vallenilla.

20180212195933028

"Los venezolanos que estamos en vigo vinimos a trabajar con la pena de dejar nuestro pais"

Maribel Previado en su kiosko.

20180213195300616

"Nunca pensé en venirme a españa a vivir hasta que la situación de mi país me empujó a emigrar"

Emperatriz Pérez Cardozo.

20180213195257340

"Queremos un lugar en el mercado laboral y ser parte del progreso económico de vigo"

Delvis Argüelles, pianista.

20180213195959976

"He venido solo a España y continúo ayudando a mi familia, que se quedó en venezuela"

Iraidith Román regenta una tienda.

"Me vine por amor. El que es ahora mi esposo me propuso matrimonio y no lo pensé dos veces"

Orisada en su tienda de A Miñoca.

"Fue complicado empezar. El mercado y las costumbres son  diferentes, pero hubo que adaptarse"

Karina Martínez y Mirián Suárez en su negocio de bocadillos.

Karina Martínez y Mirián Suárez en su negocio de bocadillos.

"vinimos aquí desde venezuela con la esperanza de que en nuestra segunda patria, que es como sentimos a españa, podamos tener una segunda oportunidad y reconstruir nuestras vidas abriendo este negocio"