VIGO

Abre una consulta pionera de Enfermería para el tabaquismo

Combinará terapias grupales con rutas de senderismo para los 15 pacientes admitidos

Las enfermeras María José Muguerza y Nadia Rodríguez.
Las enfermeras María José Muguerza y Nadia Rodríguez.
Abre una consulta pionera de Enfermería para el tabaquismo

 El área sanitaria de Vigo acaba de poner en marcha la primera consulta de deshabituación tabáquica que estará gestionada por enfermeras y no por médicos y que además combinará terapias grupales con rutas de senderismo.

La consulta abrió en el centro de salud del Val Miñor, por iniciativa de la enfermera María José Muguerza. Con ella trabajan dos residentes de segundo año de la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria, Nadia Rodríguez, que se forma en el Val Miñor, y Sara Macías, que está en el centro de salud de Pintor Colmeiro. El programa se diseñó en colaboración con el médico de cabecera ya jubilado Xulio Castañal, que llevó durante años una consulta de deshabituación tabáquica en la zona.
La primera sesión de la actividad se realizó el pasado 20 de diciembre con un grupo de 15 personas que desean dejar de fumar. Eligieron esa fecha porque “con el cambio de año la gente hace una lista de buenos propósitos que quiere cumplir”. En la primera consulta se evalúan las necesidades de cada paciente, ven si realmente están motivados para dejar de fumar y cuál es el proceso más adecuado para cada uno, puesto que “hay personas que necesitan medicación, otras parches de nicotina, chicles o simplemente un cambio de hábitos”, explica María José Muguerza.

Los 15 miembros del grupo participarán en ocho sesiones, una por semana, en las que recibirán formación, ayuda y todos los elementos necesarios para dejar el tabaco. A los dos meses se hará un seguimiento para comprobar si cumplieron los objetivos. Lo más novedoso es que esta terapia se combinará con ejercicio físico. 
Hace meses fue noticia el municipio de Narón porque un médico de familia invitó a caminar a sus pacientes (además de la dieta) para reducir la obesidad dentro del programa "100.000 motivos de peso". Los pacientes de la consulta de deshabituación tabáquica del área sanitaria viguesa también se van a apuntar a la vida sana, con caminatas por los senderos del Val Miñor un día a la semana. Ya lo hacían desde mayo para personas obesas, que viven solas, diabéticos e hipertensos, y ahora se sumarán  los que quieren dejar de fumar.
Muguerza fue primero enfermera en el antiguo Hospital Xeral y desde 2006 trabaja en Primaria. Explica que “mi interés es concienciar a los usuarios de que a veces más importante que las medicaciones o los tratamientos terapéuticos farmacológicos son los estilos de vida. Estamos ahora en el programa de Atención al Paciente Crónico y tratamos de concienciar a la comunidad de que si intervenimos como profesionales en los estilos de vida saludable reduciremos en gran medida las patologías y la morbilidad”. Afirma que la clave para dejar de fumar es el deseo de dejarlo (“aunque duden sobre si lo conseguirán”), el apoyo del grupo y los profesionales y hacer una lista de pros y contras (“siempre gana lo positivo”). Sobre si es mejor dejarlo de golpe o poco a poco, explica que es decisión de cada uno, pero que antes se recomendaba dejarlo de forma radical y ahora la nueva tendencia es ir poco a poco. 

Un centro muy creativo
El centro de salud del Val Miñor fue noticia hace poco por elaborar un vídeo con miles de visualizaciones que animaba a vacunarse sobre la gripe. No era nada extraño en un centro que imparte talleres de teatro a pacientes diabéticos que luego a su vez protagonizaron un vídeo sobre esta dolencia. “Lo pasan bien y vimos que los trabajos en grupo crean un sentimiento de pertenencia, se sienten apoyados y los resultados son más positivos”.