SALUD

Solo el 12% de los fumadores protege a los niños del tabaco

Los médicos advierten sobre los efectos del cigarro electrónico y piden que se regule

Xulio Castañal y Bruno Marioni, durante la presentación de la campaña de la Semana sen Fume.
Xulio Castañal y Bruno Marioni, durante la presentación de la campaña de la Semana sen Fume.
Solo el 12% de los fumadores protege a los niños del tabaco

Diez gallegos mueren cada día por enfermedades relacionadas con el tabaco, 9 son hombres y 1 es mujer, aunque el porcentaje en la población femenina está creciendo porque cada vez fuman más, sobre todo las jóvenes. Para concienciar sobre esta situación se lanzó ayer desde Vigo para toda Galicia la quince Semana sen Fume, que organizan la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec) y el Grupo de Abordaje ao tabaquismo galego (Grugat).
 La campaña se centra este año en dos cuestiones de actualidad: la protección de los menores frente al tabaco, tras la decisión de Reino Unido de prohibir que se fume en el coche, y la falta de regulación y desconocimiento sobre los efectos del cigarrillo electrónico.
Una de las herramientas de la campaña es una encuesta realizada en la sala de espera de centros de salud por la Asociación de Medicina Familiar a 726 personas fumadoras y no fumadoras de las cuatro provincias gallegas. 
El dato más llamativo es que solo el 12% de los fumadores gallegos protege a los niños del humo del tabaco en todos los lugares (en casa, en el coche, en  el parque), un porcentaje muy pequeño teniendo en cuenta el daño que les produce: puede afectar a todos los órganos del cuerpo, causar enfermedades respiratorias y cardiacas, todo tipo de cánceres y empeorar el asma. Además, los padres fumadores tienen muy difícil pedir a sus hijos que no fumen porque se predica con el ejemplo.
 En el resto de España, este porcentaje es mayor, un 21% de los padres fumadores dicen proteger a sus hijos siempre del “humo de segunda mano”, según la encuesta nacional promovida por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. 
“La gente empieza a ser consciente de que el tabaco es nocivo para la salud, pero no de que los niños fumen pasivamente”, explica Xulio Castañal, médico en el centro de salud de Gondomar que es el coordinador de la Semana sen Fume en Galicia y coordinador del Grupo de Abordaxe ao Tabaquismo Galego.
Sin embargo, el 95% de los gallegos aceptan que se prohíba fumar en el coche si hay niños dentro.
En cuanto al cigarrillo electrónico, el 31% de los fumadores desconocen que es perjudicial para la salud y el 95% cree que no debería usarse en espacios públicos cerrados incluidos bares y restaurantes.
Además, un 62,7% de los fumadores y un 83% de los exfumadores opinan que el cigarrillo electrónico pueden influir en que los jóvenes empiecen a fumar. 
Los médicos piden a las administraciones que se regulen la publicidad y venta de este producto, puesto que no se han investigado ni sus efectos ni su eficacia para dejar de fumar, y que se  impida su consumo en bares y restaurantes como ocurre con el cigarrillo convencional. También rechazan la directiva europea que permite elegir entre comercializar este producto como producto médico o como derivado del tabaco. n