ARTÍCULO PROMOCIONAL

El poker en Internet o cómo jugar entre amigos detrás de la pantalla

El juego online en sus distintas modalidades llegó a nuestras vidas hace ya unos años. Y lo ha hecho para quedarse entre nosotros. A nadie extraña ya ver anuncios en la televisión sobre apuestas en la próxima jornada liguera o de la Champions League, o publicidad sobre casinos online done podemos jugar, entretenernos y probar nuestra suerte en distintos juegos que van desde tragaperras a la ruleta, pasando por juegos de cartas. 

El poker en Internet o cómo jugar entre amigos detrás de la pantalla

Pero una de las opciones que las diferentes webs de gambling que operan en el mercado español ofrece a sus usuarios es la de jugar al póker en Internet. Es una modalidad de poker en vivo que hace las delicias de miles y miles de jugadores en España y en todo el mundo. Una actividad esta la de jugar al póker que hasta hace pocos años estaba exclusivamente reservada bien a una partida entre amigos en casa de alguien echándose unas cervezas o, por supuesto, a una visita a un casino real. 

El nacimiento del póker online y su posterior salto a España

En el caso del poker online, todos los expertos coinciden en apuntar que, si hubo un acontecimiento que marcó un antes y un después en la popularización de este juego, ese fueron las Series Mundiales de Poker (WSOP, en sus siglas en inglés) del año 2003. Las Series Mundiales son al poker algo así como la Copa del Mundo al fútbol. Y además, a diferencia del Mundial de fútbol, tienen lugar todos los años. El escenario es la capital mundial del juego: Las Vegas. Y la magia de este evento reside en que cualquier jugador de poker online del mundo puede tener la oportunidad de clasificarse, participar en el evento y ganarlo.

En ese año 2003, las Series Mundiales de Poker saltaron a los titulares de las noticias en medio mundo gracias al ganador del evento. Un joven estadounidense de nombre Chris Moneymaker, y que hasta entonces jugaba al poker por puro hobby había conseguido clasificarse gracias a haber ganado un torneo satélite en Internet cuyo premio era precisamente ese: la inscripción para las Series Mundiales de Poker en Las Vegas. Dicha inscripción estaba valorada en 10.000 dólares. Pues bien, gracias a haber ganado dicho torneo online cuyo premio consistía en la clasificación e inscripción para las WSOP, el tal Chris Moneymaker acabaría ganando las Series Mundiales de ese año y llevándose un gran premio final de ¡nada menos que 2 millones y medio de dólares! La única inversión que el joven jugador aficionado de poker había necesitado hasta llegar ahí fue de apenas 39 dólares. Fue precisamente ese final de la historia tipo cuento de hadas lo que hizo que, no solo el propio Moneymaker, sino la actividad del poker online en general saltara a las noticias generalistas y, en el proceso, fueran más y más los jugadores que se interesaron por aprender a jugar, perfeccionar su técnica y comenzar a participar en los cientos de torneos que todas las webs de poker organizan a diario. El fenómeno del poker online había nacido. 

Dicho fenómeno tuvo primero su eclosión en Estados Unidos, pero muy pronto acabaría expandiéndose también por Europa. Aunque en la mayoría de los países del Viejo Continente el poker online sea un fenómeno relativamente joven, en países como Suecia o Noruega llevaban ya ciertos años practicándolo. La falta de luz natural en los países nórdicos obliga a pasar muchas horas muertas en casa sin poder salir. El poker en internet parecía pues una actividad ideal para muchos de ellos. 

Al igual que ocurriría con las apuestas deportivas o el casino, el poker online tardaría aún unos pocos años en tomar verdadera carta de naturaleza en España. Y ello no sería hasta el año 2012 cuando el gobierno español finalmente decide regularizar la actividad del juego online en nuestro país mediante la concesión de un número determinado de licencias a distintos operadores que, reuniendo una serie de requisitos relativos a seguridad en las cuentas, juego responsable y prevención de posible adición al juego o transparencia en los resultados de los juegos, comenzaban a ofrecer sus servicios en un mercado español que, hasta entonces, se encontraba en un contexto de alegalidad y falta de legislación sobre esta actividad. 

El momento actual del poker en vivo en Internet

Sin embargo, prácticamente desde el momento en que el juego online finalmente entró en un escenario regulado en España, se constató una grave deficiencia que iba a afectar de lleno a la línea de flotación del poker online. A diferencia de lo que ocurre con las apuestas de fútbol y otros deportes, o incluso con los juegos de casino, para que el poker online pueda realmente seguir siendo atractivo para los usuarios españoles debe solventar un problema que le ha venido afectando en estos años y que ha hecho que el número de usuarios activos haya paulatinamente decrecido. Ese problema no es otro que el de la contar con la suficiente liquidez. Igual que ocurre en los casinos físicos o reales, en un casino en Internet para que un determinado juego como la ruleta, el blackjack o las tragaperras estén funcionando solo se necesita de un jugador activo.

office-620822_1280

Sin embargo, en el caso del póquer (tanto en un casino real como en un casino online, para poder comenzar una partida de póquer en las modalidades más común (cash games y sit&go), se necesita de un determinado grupo de jugadores en la mesa de juego. En el caso de Internet, y hablando del mercado español, la estadística nos dice que existen unas aproximadamente cuatro horas durante el día (entre las 20:00 y las 00:00 horas) cuando cualquiera de las páginas web con la debida licencia en España para ofrecer poker online concentra un volumen de jugadores suficiente como para mantener la rentabilidad del operador de póquer online. En España, y atendiendo a la legislación de 2012 recogida en la Ley de Ordenación del Juego, las webs de poker solo pueden ofrecer torneos y partidas entre usuarios españoles. Es decir, el cupo de jugadores potenciales se ve así muy limitado y, en consecuencia, también la rentabilidad de los operadores. 

Posibles soluciones a la crisis

La regulación del sector del juego online en España ha traído innumerables ventajas a operadores y usuarios en el caso de las apuestas o de los casinos online. Pero no así en el caso del póquer. ¿Qué soluciones se han planteado entonces para intentar poner freno a este impresionante declive del juego del poker en Internet? Antes de la entrada en vigor de la Ley de Ordenación del Juego, cualquier jugador español podía sentarse en una mesa de juego online y compartir partida con jugadores de cualquier rincón del planeta. Es por ello que los operadores podían concentrar miles y miles de jugadores en sus páginas web jugando en diferentes torneos y garantizar así grandes sumas de dinero en premios. De hecho, en la actualidad solo dos de estos operadores se reparten la tarta del poker online en nuestro país y han sido muchos otros los que se han visto obligado a relegar al poker a un segundo (o tercer) plano dentro de su oferta lúdica. 

cards-161404_1280

España no es el único país europeo que se ha topado de bruces con este problema. Otros países como Francia, Reino Unido o Italia también han visto como sus respectivos mercados de poker en Internet se han visto afectados por una impresionante sangría de jugadores y cantidades destinadas a premios. Y todo ello ha revertido en un imparable declive del poker online. 

No solo los operadores de poker han visto con enorme preocupación este problema de liquidez  sino también los propios estados. El gobierno español y los de otros países de nuestro entorno han visto con preocupación como la cifra de impuestos recaudados por esta actividad ha cayendo trimestre tras trimestre. La solución más viable contemplada tanto por los gobiernos como por los operadores a la hora de paliar esta crisis del poker online fue la unificar mercados a nivel europeo y poder así juntar en las mismas mesas de juego a jugadores españoles con jugadores de otras legislaciones europeas. A mayor número posible de jugadores, mayor liquidez para los operadores y sus torneos. Y también mayor recaudación fiscal para los estados.

logo_juego-seguro

En dicho sentido, fue nuestra vecina Portugal el primer país en mover ficha. El regulador del juego luso pidió permiso a la Unión Europea y empezó a negociar con países como España, Francia, Reino Unido o Italia sobre una posible unificación de mercados. De hecho, no sería el primer caso en el escenario europeo del poker en Internet, ya que hace apenas un par de años Austria y Finlandia tomaron dicha medida demostrando que el modelo de liquidez compartida puede ser un éxito y funcionar en toda Europa. El Brexit y la inminente salida de Reino Unido de la Unión Europea parece dejar a los británicos fuera de este posible escenario. 

Luz verde para el acuerdo 

Finalmente, el pasado mes de septiembre España, Francia, Italia y Portugal firmaban el acuerdo por el que los jugadores de poker online de los cuatro países podrán compartir las mesas de juego y la correspondiente liquidez en el juego. En España, la pertinente Resolución fue firmada por la Dirección General del Juego a finales de diciembre, dando así luz verde para el acuerdo. Francia también lo ha hecho, y se espera que tanto Italia como Portugal den también oficialidad al asunto en los próximos meses. Ello ha abierto la posibilidad de que los operadores oferten mesas con jugadores de ambos países, a los que pueden unirse también pronto jugadores italianos y portugueses. Todo ello no hará sino redundar en la buena salud del poker online en España. A mayor número de jugadores, mayores premios y nuevos jugadores que ser irán uniendo y viéndose de nuevo atraídos al póquer online. La apertura de las fronteras indudablemente puede traer consigo una segunda edad de oro en España para el poker en vivo.