Pirelli evita los desnudos de nuevo en su calendario de 2017

Peter Lindbergh muestra con recato a actrices de Hollywood, incluida la española Penélope Cruz

Nicole Kidman, Uma Thurman, Julianne Moore y Robin Wright, en su posado para la edición 2017 del famoso calendario
Nicole Kidman, Uma Thurman, Julianne Moore y Robin Wright, en su posado para la edición 2017 del famoso calendario
Pirelli evita los desnudos de nuevo en su calendario de 2017

 La compañía de neumáticos italiana Pirelli presentó ayer en París la edición 2017 de su famoso calendario, que bajo el mando del reputado fotógrafo alemán Peter Lindbergh muestra con recato a grandes actrices de Hollywood, incluida la española Penélope Cruz. La edición de este año da un giro respecto al de 2016, realizado por la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz, y donde mostraban desnudos, entre ellos el de la actriz Amy Schumer, que protagonizó una de las imágenes más impactantes y llamativas, así como el de la tenista Serena Williams.
Es la tercera vez que Peter Lindbergh se pone al frente del prestigioso calendario, tras hacerlo en las ediciones de 1996 y 2002, y este año siguió la línea impartida en la edición pasada por Leibovitz, pero evitando los desnudos y apostando por una fotografía mucho más pudorosa.
Su presentación en el exclusivo hotel Salomon de Rothschild de la capital francesa contó con el fotógrafo y con las actrices estadounidenses Nicole Kidman y Uma Thurman y la británica Helen Mirren, tres de las 15 modelos de esta edición.
El calendario de 2017 cuenta también en sus páginas con la participación de las estadounidenses Robin Wright, Rooney Mara, Jessica Chastain y Julianne Moore y las británicas Kate Winslet y Charlotte Rampling.
La mexicana Lupita Nyong'o, la sueca Alicia Vikander, la francesa Léa Seydoux, la rusa Anastasia Ignatova y la china Zhang Ziyi posaron igualmente para la edición número 43 del calendario italiano.

“Emocional y real"


Matizado por la falta de desnudos, una fotografía en blanco negro -como es tradicional en Lindbergh- y modelos sin maquillaje, este año se apostó por una imagen más "emocional y real", según el propio Lindbergh.
"En una época en que a las mujeres se las representa en los medios como embajadoras de la belleza y la perfección, era importante recordar que existe una belleza diferente, más real y auténtica, no manipulada por la publicidad ni por nada", sostuvo el fotógrafo en París.
A petición de Pirelli, Lindbergh se centró en una fotografía "no sobre cuerpos perfectos", pero sí capaz de "desnudar el alma de las personas, dejándolas así más desnudas que un desnudo".
Para Mirren, ganadora de un Oscar y un Globo de Oro, alejarse de los tradicionales desnudos es "un cambio cultural y una apertura social", que da un "nuevo comienzo" a la fotografía.
"Es increíble que pueda mostrarse a la mujer sin maquillaje porque es ahí donde está su verdadera belleza", dijo, por su parte, Kidman, también laureada con un Oscar.
Las cuarenta fotos que conforman el calendario de 2017 se hicieron entre mayo y junio de este año en las ciudades de Berlín, Los Ángeles, Nueva York y Londres, así como eny la playa francesa de Le Touquet.
El calendario Pirelli nació en 1964 como un símbolo del erotismo, marcado por la presencia de los cánones de belleza occidentales y estereotipos del "eros" o la atracción sexual, una tendencia que ha comenzado a dejar a un lado.